LAS LÍNEAS Y GEOGLIFOS DE PALPA Y NAZCA

DCIM\100MEDIA\DJI_0534.JPG

Hola amigos, en esta entrega les voy a contar sobre las líneas y geoglifos de Palpa y Nazca.

Los geoglifos, son figuras dibujadas en laderas de cerros o en planicies, usando la técnica de adición de piedras con tonalidades oscuras de origen volcánico a manera de mosaico, para contrastar sobre un fondo más claro característico de los desiertos, o retirando la capa superficial del terreno, generalmente más oscura debido a la oxidación, para dejar visible el fondo más claro. Este tipo de representaciones se encuentran principalmente en seis países del mundo: Estados Unidos, Australia, Inglaterra, Perú, Chile y Brasil.

14°35’31.4″S 75°11’56.7″W (-14.592058, -75.199088) Ubicación del estacionamiento

La ciudad de Palpa es la capital del distrito y de la provincia del mismo nombre. Es la ciudad más poblada de toda la provincia y la que posee todos los servicios básicos para el turismo. Palpa se ubica a 391 kilómetros al sur de la ciudad de Lima y aproximadamente a 5h 30min.

Nazca, también escrito Nasca, es una ciudad capital del distrito homónimo ubicado en la provincia de Nazca, en el departamento de Ica y a 439 kilómetros de la ciudad de Lima.

Los geoglifos de Palpa y Nasca, conocidos generalmente sólo como Líneas de Nazca, constituyen uno de los legados culturales más importantes de la historia prehispánica del Perú.

El primer registro científico de los geoglifos ocurrió en 1926, cuando algunas líneas y figuras se localizaron cerca de Cantayoc, al este de la ciudad de Nasca, aunque las verdaderas dimensiones de ese descubrimiento arqueológico se percibieron recién en los años 30 y 40, cuando se estableció un tráfico aéreo militar y comercial en la costa sur del Perú. Fue entonces que las líneas y las figuras pudieron ser observadas por primera vez desde el aire.

DCIM\100MEDIA\DJI_0525.JPG

Desde 1996, en los valles de Palpa, se viene realizando un ambicioso programa de investigaciones arqueológicas, siendo el principal motivo, la documentación completa de los geoglifos de la región. En este contexto, es la primera vez que se realiza el registro exhaustivo de los famosos geoglifos de la cultura Nasca en una extensa región, donde además se están documentando todos los rasgos arqueológicos asociados con ellos.

DCIM\100MEDIA\DJI_0528.JPG

Las evidencias indican que los primeros geoglifos se empezaron a construir durante la parte final del desarrollo de la cultura Paracas, alrededor del año 400 a.C., cuando los motivos dibujados en las rocas (petroglifos) se empezaron a trazar a la superficie del terreno. Con el inicio del desarrollo de la cultura Nasca, los geoglifos se extendieron sobre todas las laderas de los cerros y especialmente sobre las mesetas. Otra evidencia arqueológica es que la cultura Nasca estaba bien organizada y desde entonces, presentaba una marcada diferenciación social. En ese contexto social y cultural es de suponer que especialistas tenían a su cargo la planificación y construcción de los geoglifos.

DCIM\100MEDIA\DJI_0504.JPG

La presencia de los geoglifos de Palpa y Nasca, que por su concentración y cantidad son únicos en el mundo, se debe a la combinación de varias particularidades de la región. Las superficies planas de las extensas mesetas entre los valles se prestaban de manera ideal como fondos donde se podían ejecutar imágenes de grandes dimensiones, quasi como grandes pizarras naturales. La práctica de hacer geoglifos fue facilitada además por el fuerte contraste de color que se produce cuando se remueven las piedras de la superficie, con su color oscuro producido por la oxidación de los minerales, y cuando aparece la tierra arenosa de color más claro que se encuentra inmediatamente debajo.

En la discusión científica sobre la finalidad y función de los geoglifos de Nasca, se esbozaron varias hipótesis, siendo una de ellas sistemas de irrigación, caminos ceremoniales o instalaciones para el culto a los ancestros. En la década de los años 40, Paul Kosok y María Reiche propusieron para ellas una función de calendario astronómico, basándose en la observación de que algunas líneas rectas, se orientaban hacia puntos en el horizonte en los cuales, durante importantes fechas del calendario (solsticios) se ponía el sol, llegando a decir que era el “Libro de astronomía más grande del mundo”, aunque aún no está determinado científicamente que sea así. Actualmente, las nuevas ideas sobre los geoglifos interpretan a éstos como líneas de unión o indicadores de sitios sagrados en conexión con cultos al agua, a montañas, o generalizando, con cultos a la fertilidad. Según esas interpretaciones los geoglifos mismos sirvieron como lugares de reunión y para el movimiento ritual de personas.

DCIM\100MEDIA\DJI_0535.JPG

A pesar de la escasez de datos arqueológicos para poder interpretar los geoglifos dentro de un contexto cultural, muchos autores se basaron en conceptos culturales andinos adaptados de otras épocas u otras regiones. Aun cuando sea posible y razonable aplicar esos conceptos a la cultura Nasca, todavía no se ha demostrado si ese procedimiento tiene validez.

DCIM\100MEDIA\DJI_0511.JPG

Los geoglifos de Palpa se concentran especialmente en la parte media de los valles, ocupando las laderas y las extensas mesetas que se localizan en los alrededores de la ciudad de Palpa y de los poblados de Sacramento, Viscas, San Ignacio y Llipata. No obstante, en la parte baja y alta de los tres valles se ha llegado a documentar una menor cantidad de geoglifos que se encuentran establecidos sobre laderas más irregulares y quebradas angostas, dejando evidencia de que los antiguos Nazca aprovecharon al máximo casi todos los espacios disponibles para construir sus geoglifos.

DCIM\100MEDIA\DJI_0453.JPG

Los geoglifos y líneas de Nazca en Perú, no son los únicos del mundo, pero sí son los más célebres. De hecho, sus características le han merecido ser nombrados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 1994.

DCIM\100MEDIA\DJI_0468.JPG

De acuerdo con algunas fuentes, las líneas de Nazca destacan porque abarcan unos 400 kilómetros cuadrados. Otras fuentes señalan que pueden abarcar hasta 800 km2. En todo caso, son las más grandes del mundo. El ancho de cada línea puede variar entre los 40 y los 210 centímetros de ancho. Así como el ancho de las líneas varía, evidentemente la longitud de cada línea depende del trazado. Puede haber líneas de hasta 295 metros. La profundidad de los surcos también varía desde simples hendiduras superficiales, hasta zanjas de no más de 30 metros.

DCIM\100MEDIA\DJI_0495.JPG

A lo largo de este amplio terreno, encontramos la representación de figuras como animales, criaturas fantásticas, elementos geométricos como trapezoides, rectángulos, espirales y rectas, etc. También se incluye la representación antropomorfa. Entre las figuras de animales podemos mencionar las siguientes: mono, araña, garza, grulla, pelícano, colibrí, caracol, ballena, perro, llamas, iguana, serpiente, lagartija y lagarto.

DCIM\100MEDIA\DJI_0496.JPG

Al igual que los geoglifos de Palpa, las líneas de Nazca también se hicieron mediante un proceso de sustracción. Este proceso fue mucho más simple de lo que se cree, pues no requirió de grandes inversiones ni de materiales, ni de esfuerzo, ni de tiempo. Básicamente, los creadores de estas líneas se abocaron a extraer una serie de rocas oxidadas del suelo. Estas rocas, oscurecidas por el proceso de oxidación, eran pequeñas y angulosas. Tras sustraer las rocas, quedaron al descubierto aquellas capas no afectadas por el proceso de oxidación y que, por lo tanto, conservan un color más claro. Así, las piedras extraídas, más oscuras, remarcan los bordes al lado de las líneas expuestas, lo que brinda nitidez a los trazos y facilita su observación a distancia.

DCIM\100MEDIA\DJI_0455.JPG

Técnicamente, las líneas de Nazca tienen una desviación pequeña. Probablemente, los nazcas usaron cuerdas para no desviarse en el trazo de las cerca de 1.000 rectas (algunas de varios kilómetros de largo) y dibujaron las cerca de 800 figuras animales mediante la traslación de modelos realizados a escala a grandes cuadrículas hechas con estacas y cordeles. Luego, el excepcional clima de la región, donde prácticamente no llueve, premió el ingenio de aquellos humanos preservando su obra.

DCIM\100MEDIA\DJI_0462.JPG

Con toda la información obtenida se permite tener los suficientes elementos de juicio para creer que los geoglifos monumentales de Nazca corresponden con un sistema sociocultural complejo, lo que a su vez se ve confirmado por el hallazgo de al menos 500 yacimientos arqueológicos que datan del período que va entre el año 500 a.C. hasta la colonización de América. Parte de esos yacimientos, son centros cívicos-ceremoniales, cementerios y aldeas. Esperaremos a que en un futuro no muy lejano, sea por fin descifrado el verdadero significado de estas maravillas.

A continuación les comparto el video de las tomas aéreas que realicé en esta escapada.

Hasta la próxima escapada amigos!

LA HUACACHINA, OASIS DE LAS AMÉRICAS

DCIM\100MEDIA\DJI_0563.JPG

Hola amigos, continuando con la escapada hacia el sur de Lima, llegué a la ciudad de Ica.

Ica, es una ciudad del centro sur del Perú, capital del departamento de Ica, situada en el estrecho valle que forma el río Ica y las laderas occidentales de la Cordillera de los Andes.

La ciudad de Ica se encuentra a casi 4 horas de la ciudad de Lima, pero como me encontraba en Paracas, después de haber hecho una excursión al Candelabro de Paracas, solo me demoré en llegar 1 hora y 15 minutos. Uno de los atractivos que tiene la ciudad de Ica o el departamento de Ica es la Huacachina.

DCIM\100MEDIA\DJI_0581.JPG

La Huacachina, es un oasis ubicado a cinco kilómetros al oeste de la ciudad de Ica en medio del desierto costero del Océano Pacífico y no hay nada más sugerente, que la visión de un oasis en medio del desierto. Se le conoce también como el “Oasis de las Américas” ya que es considerado uno de los pocos oasis naturales que se pueden encontrar en territorio americano.

Este oasis se ha formado debido a la unión de cinco ramales que se derivan de un río subterráneo que pasa cerca y sus aguas son de color verde esmeralda. Este oasis está rodeado de palmeras, eucaliptos y huarangos, un tipo de algarrobo que sirve de refugio para aves migratorias.

En 1960, allí se construyó uno de los más exclusivos balnearios del país, levantando hoteles, restaurantes y un hermoso malecón para descansar rodeado de un paisaje fascinante. Además de la suculenta comida, este lugar es un gran atractivo para los amantes del sandboard, los buggies y los paseos en bote, por lo que se ha convertido en un destino muy turístico.

Aunque actualmente, todo está parado por la pandemia.

DCIM\100MEDIA\DJI_0569.JPG

Huacachina significa ‘mujer que llora’, y dice la leyenda, que una princesa incaica de ojos verdes y bonita voz, llamada Huacca China, se enamoró de un joven guerrero que murió tiempo después. Al enterarse de la noticia, la princesa fue al lugar donde se habían conocido y mientras lloraba, a través de su espejo de mano, descubrió a un joven que la miraba. Él se le acercó pero ella huyó rasgándose el vestido que formaría los arenales y las dunas, y el espejo se cayó y se rompió en mil pedazos dando forma a la laguna. La princesa se convirtió en sirena y en las noches de luna llena sale a cantar su antigua canción.

DCIM\100GOPRO\GOPR1379.

Hay una infinidad de tours desde Lima hacia la Huacachina o desde la misma ciudad de Ica, paquetes que incluyen paseo en buggies por las dunas del desierto y hacer sandboard, lo único que tienen que hacer es preguntarle a Don Google o consultar en su App de viajes preferida. Particularmente cuando me voy de viaje suelo usar Civitatis, Turismoi, Viator y Tripadvisor, donde puedo comparar precios y conocer que abarca el tour.

Si quieren ver un pequeño video de la visita a la Huacachina, pueden entrar a:

Hasta la próxima escapada amigos!

EL CANDELABRO DE PARACAS

Hola amigos, en esta oportunidad les hablaré de mi escapada a la ciudad de Pisco al sur de Lima, para conocer de cerca el famoso Candelabro de Paracas.

Salí de mi casa a las 9 am llegando al muelle El Chaco en la bahía de Paracas al mediodía, después de tres horas de camino y unos 240 kilómetros. Estacioné la camioneta y me dirigí al muelle, que se encuentra a un costado del malecón que tiene una hermosa vista a la bahía de Paracas.

En el malecón de la bahía como hay varios restaurantes, también hay “Jaladores”, personas en las entradas de los restaurantes que suelen llamarte, para que vayas a consumir en los restaurantes, bueno, uno de ellos se acercó a ofrecerme un delicioso ceviche, que de por cierto se me hacía la boca agua, pero primero era lo primero, conseguir un bote que me lleve hasta donde está ubicado el Candelabro, entonces, le pregunté si conocía a alguien que me pueda llevar al Candelabro y para mi suerte, conocía a alguien, me dijo que esperara y se fue corriendo al muelle, al cabo de unos minutos salió un marino de unos 60 años que se ofreció llevarme por una cierta cantidad de dinero, el cual acepté.

Tours al Candelabro no hay, lo ves de pasada cuando tomas el tour a las islas Ballestas, pero la suerte de encontrar a Reca, el dueño del bote, era un buen augurio ya que los tours están todavía inactivos por la pandemia. Pagué 5 soles, unos USD$1.4 por derecho de uso del muelle y me subí al Reca II, un bote pesquero de madera que también utilizaba para tours privados, según me contaba el Sr. Reca. También me contaba que debido a la pandemia se veía obligado a vender uno de sus dos botes ya que la pesca también estaba restringida y quería vender el Reca II por 50,000 soles, unos USD$13.900.

DCIM100GOPROGOPR8801.JPG

El viaje de ida hasta donde se encuentra el Candelabro fue de unos 40 minutos, un poco movido por las olas pero nada peligroso.

DCIM\100MEDIA\DJI_0413.JPG

El Candelabro de Paracas es un geoglifo ubicado en una colina de arena, en la Bahía de Paracas y que a pesar de la aridez del lugar y los fuertes vientos en la zona jamás ha sido borrado, siendo un gran enigma para arqueólogos e historiadores.

DCIM\100MEDIA\DJI_0384.JPG

El mástil principal del Candelabro mide aproximadamente 183 metros de altura, en tanto que toda la figura abarca una amplitud de 60 metros. Su inclinación en relación al mar es de 40 grados de longitud máxima. Los pilotes laterales alcanzan una longitud de 60 metros desde su origen hasta la cumbre, la anchura de los brazos 3,20 metros, y los surcos que los hacen visibles tienen una profundidad que varía de 1 y 1,20 metros.

DCIM\100MEDIA\DJI_0367.JPG

No hay fuentes escritas sobre él. No hay tampoco una explicación oficial acerca de su verdadero significado ni de su función, su origen sigue siendo aún un misterio y la antigüedad del mismo tampoco ha podido ser desvelada. En los años 50, durante 6 meses, la arqueóloga y matemática alemana Maria Reiche estudió el Candelabro de Paracas concluyendo que su dirección señala al sur como la constelación Cruz del Sur y podría tener unos 2500 años de antigüedad.

Se manejan varias hipótesis.

  1. Los defensores de la teoría extraterrestre, sostenida por investigadores como Von Däniken o L.Taylor Hansen, aseguran que tales líneas, imborrables al paso de los siglos, serían obras de alienígenas, pues el Candelabro apunta directamente a las famosas líneas de Nazca, las que igualmente solo pueden apreciarse desde el aire y que sería señales de un gigantesco puerto sideral para naves extraterrestres.
  2. Versiones de leyendas afirman que los antiguos peruanos que recorrían el mar, dibujaron este candelabro con la finalidad de orientarse en sus travesías de pesca o de conquista, pues visto desde tierra no puede ser apreciado, lo que sí ocurre desde el mar de Paracas.
  3. Hay una serie de investigadores que opinan que este geoglifo fue realizado por los piratas que infectaban las rutas comerciales oceánicas de los galeones españoles que llevaban los impuestos y las riquezas de América a Europa durante los siglos XVI y XVII. Para ellos, su función sería la de indicar una ruta hacia un posible gran tesoro. Una teoría similar a esta es la que defiende el francés Robert Charroux que pensaba que era un indicador que señalaba donde se encontraba un fastuoso y legendario tesoro inca.
  4. Una teoría señala que fue realizado por José de San Martín (1778-1850), como un símbolo de la masonería.
  5. Otra de las funciones del extraño geoglifo podría ser, como apuntan otros investigadores, un símbolo ritual de sacrificios humanos. Dicha opinión estaría basada en que el eje principal apunta directamente a isla Blanca, donde se encontraron momias de mujeres jóvenes decapitadas muy posiblemente como sacrificio a los dioses.

Lo único verdaderamente cierto es que se desconoce cuáles fueron sus orígenes, tanto en lo que respecta a sus constructores, fechas, y por supuesto, su significado y utilidad.
Pero si hay algo que no pasa inadvertido para nadie es que, tanto su estratégica situación como sus enormes proporciones indican una clara intención por parte de sus realizadores para que fuese visto desde grandes distancias (con tiempo despejado es perfectamente visible a 20 kilómetros de la costa), destacando especialmente su contemplación desde el mar, pero sobre todo desde el aire.

Se acuerdan al principio del ceviche que me ofrecieron antes de ir a visitar el candelabro, pues lo tenía que probar regresando al muelle y fue espectacular.

Y encima, con una bonita vista al malecón y a la bahía de Paracas.

Si desean ver el video que hice al respecto, pueden entrar a:

Hasta la próxima escapada amigos!

EN LA BÚSQUEDA DE LOS PETROGLIFOS DE COCHINEROS

DCIM\100GOPRO\GOPR8671.JPG

Hola amigos, en esta escapada les contaré la aventura para localizar los petroglifos de Cochineros, sobre el valle del río Mala, al sureste de la ciudad de Lima.

Los petroglifos de Cochineros en realidad no figuran en el mapa y me enteré de ellos, gracias a cuatro publicaciones anteriores, cuando les conté sobre los petroglifos de Colcapampa, (https://wordpress.com/block-editor/post/viajesyescapadas.blog/8832) y para ir a conocerlos, pues tenía que indagar en internet ya que no sabía exactamente dónde estaban y tampoco hay mucha referencia al respecto.

Logré encontrar un estudio sobre los petroglifos del valle de Mala realizado por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Perú, en conjunto con la Universidad de Barcelona de España, pero mencionan la ubicación de Cochineros muy vagamente y las coordenadas de referencia que colocaban en el estudio eran cualquier cosa, simplemente, no podría llegar de esa forma.

Gracias a esta foto que publicaron, logré ubicar por Google Earth, esa casa con esa roca y quise empezar desde allí, ya que Cochineros como no figura en el mapa, pues no lo podía ubicar y la ubicación que le dieron tambien era muy vaga.

Entonces ubiqué las coordenadas de esa casa, le puse un nombre (Petroglifo de Retama) y me fui para allá, eran solo dos horas de camino. Curiosamente, ese petroglifo en particular, está dentro de una propiedad privada y al costado de una casa.

A 1 hora 40 minutos de mi casa en Lima, llego al pueblo de Calango y la carretera muy buena en general.

A 17 minutos de Calango llego al pueblo de La Capilla, dicho sea de paso, la “carretera” termina aquí y continúa camino afirmado, pero, por qué hago un paréntesis en este pueblo, porque los pobladores hicieron una gruta a la Virgen de la Candelaria, en conmemoración a la visita de la virgen a esa zona. Ahí va la historia…

DCIM\100GOPRO\GOPR8712.JPG

Cuentan las tradiciones “Maleñas”, (ciudad de Mala), que antes de la colonia, unos viajeros provenientes de la ciudad de Chilca, se dirigían a Calango, cuando en el sitio denominado “Parca”, el que iba adelante detuvo bruscamente su caballo ante un brillo inusitado y deslumbrante que se irradiaba desde el fondo de una cueva ubicada a la vera del camino y delante del brillo apareció una efigie de la Santísima Vírgen  de Nuestra Señora de la Candelaria, después de orar se llevaron la imagen a la antigua capilla de Calango y cada dos de febrero la sacan en procesión. 

A 15 minutos de camino desde La Capilla, llegaría al primer punto de referencia y como lo había visto en Google Earth, era la casa con la aparente roca al costado y esa roca, era el petroglifo pero de Retama.

Petroglifo de Retama

Como estaba dentro de una propiedad privada, le pedí permiso a la señora que encontré adentro, para que me permitiera verlo y de paso preguntar dónde quedaban los famosos petroglifos de Cochineros.

DCIM\100GOPRO\GOPR8642.JPG

Su explicación no fue muy precisa, pero en algo ayudó. Me dijo: “Ves aquella casa del lado izquierdo del río?, ya, eso es Cochineros, pero tienes que cruzar el río”. Eso de cruzar el río me dejó pensando y me pregunté: Habrá un puente que no he localizado en el mapa?, bueno, después de tomar unas fotos a “su” petroglifo, puse rumbo a esa famosa casa a la izquierda del río Mala.

DCIM\100GOPRO\GOPR8707.JPG

Logré dejar la camioneta a un lado del camino y empecé a caminar por la ribera del río buscando el puente, felizmente del otro lado del río, junto a una casa salió una señora que al verme, ya se imaginaba que estaba haciendo yo por allá y me grita desde el otro lado del río: “Tienes que cruzar por el puente, las piedras están por acá”.

DCIM\100GOPRO\GOPR8646.JPG

Seguí caminando por la ribera del río hasta por donde me indicó la señora y encontré el famoso puente, no era como lo había pensado, pero con un poco de equilibrio bastaría.

Ya del otro lado del río, tenía una buena vista del lugar donde había dejado la camioneta y solo me faltaba buscar los famosos petroglifos de Cochineros.

En la foto está Doña Maria, la dueña del terreno donde se encuentran las rocas con los glifos, la que me ubicó y me dijo por donde tenía que cruzar el río Mala.

En esta oportunidad, no los voy a aburrir describiendo las rocas, ya que sabemos que los grabados son de tipo zoomorfos, antropomorfos, etc. Solo pude ver 8 rocas aunque el estudio habla de 14 rocas grabadas, lo que sí les voy a decir es que están cerca a un yacimiento arqueológico Inca en el pueblo de Huancani, a un par de kilómetros valle arriba.

Roca #1
Roca #2
Roca #3
Roca #3
Roca #3
Roca #3
Roca #4
Roca #4
Roca #4
Roca #5
Roca #5
Roca #5
Roca #6
Roca #6
Roca #6
Roca #7
Roca #7
Roca #7
Roca #8
Roca #8

Los petroglifos del valle de Mala no se pueden explicar por sí mismos. Estos petroglifos forman parte de un paisaje social producido por diferentes personas que transcurrieron por este lugar y ocuparon los asentamientos cercanos temporal o permanentemente. Debido a que en la actualidad no existe un método de fechado absoluto para datar las inscripciones en las rocas, por el momento los métodos más aceptados para datarlas relativamente son su asociación directa con objetos arqueológicos cercanos. El estudio en mención concluye que, de acuerdo a los motivos y escenas representadas en las rocas, podrían ser del periodo Intermedio Tardío (1000 dC – 1450 dC) e Inca (1438 – 1533 dC), algo en lo cual no concuerdo en lo absoluto.

Si desean ver el video de la escapada pueden entrar a:

Hasta la próxima escapada amigos!

PAMPA FLORES Y LA CULTURA YCHSMA

Hola amigos, en esta entrega les presentaré el sitio arqueológico Pampa Flores, ya que debido a la pandemia y a las cuarentenas focalizadas no se puede ir muy lejos, además, me gusta la historia y saber cómo se han desarrollado los pueblos. Al igual que las grandes civilizaciones del mundo “antiguo” como la Sumeria, Egipcia, Griega, China y Romana, que formaron Europa y Asia, en esta parte del “nuevo” mundo, también lo fueron la Azteca, la Maya y la Inca, jugando un papel muy importante en el desarrollo de la América moderna.

Para entrar en contexto, les presento una línea de tiempo para que puedan ubicar cronológicamente la cultura Ychsma. La cultura Lima se inicia en la costa central de Perú, lo que ahora es el Departamento de Lima y a partir de allí, vemos cómo los Wari, los Ychsma y finalmente los Incas, ocuparon esta región central de Perú.

Según nos cuenta Wikipedia, Pampa Flores es una zona arqueológica ubicada en la Región Lima, provincia de Lima y en el distrito de Cieneguilla y a una hora y cuarto desde mi casa en el distrito de Santiago de Surco, al sur de la ciudad de Lima.

La ruta hacia Pampa Flores me lleva paralelo a la costa por la panamericana sur, luego se bordea el santuario de Pachacamac (cerrado aún por la pandemia) y seguimos por la margen izquierda del río Lurín hasta el sitio arqueológico.

DCIM\100GOPRO\GOPR8539.JPG

Lo interesante de la ruta hasta el sitio arqueológico es que solo hay “carretera” hasta el distrito de Pachacamac, a partir de allí y subiendo por el valle del río Lurín, nos toca andar por un camino afirmado de un solo carril y pasar por dos asentamientos humanos, Cardal y Malpaso.

Toda la costa de Perú es desierta y no tiene los mejores paisajes, a diferencia de la cordillera de los Andes, pero los ríos entre valles que llegan a la costa desértica alejan un poco la tierra y nos regalan el verdor de los valles fluviales y la vida en el campo, además que el clima cambia y nos alejamos de Lima “La Gris” que solemos tener en invierno.

DCIM\100GOPRO\GOPR8557.JPG

A partir del periodo Intermedio Tardío (1000 – 1476 dC), el valle del río Lurín fue ocupado por poblaciones ligadas al señorío de Ychsma, aunque recientes investigaciones sugieren que habría sido organizaciones políticas independientes que fueron administradas por elites locales.

Ychsma, es el nombre de un señorío o feudo que floreció en la costa central del Perú y aunque sus expresiones culturales no conformaron una unidad de estilo, se ha extendido la denominación de cultura Ichma. Su principal centro ceremonial fue Pachacamac, del cual escribiré próximamente, donde se elevaba un templo en honor al dios del mismo nombre.

DCIM\100GOPRO\GOPR8562.JPG

Pampa de Flores tiene una extensión de 19 hectáreas construidas en dos quebradas y se compone de 4 sectores.

El sector 1 estaba compuesto por 13 pirámides con rampa y complejos habitacionales. Las marcas amarillas que he pintado en la foto corresponden a las rampas de las pirámides.

DCIM\100MEDIA\DJI_0014.JPG
DCIM\100MEDIA\DJI_0012.JPG
DCIM\100MEDIA\DJI_0031.JPG

El sector 2 está compuesto por grandes Terrazas de secado.

Las Terrazas agrícolas artificiales sirven para obtener tierra útil para la siembra en las laderas andinas, pero en la costa desértica que carece de agua, como es el caso de Pampa Flores, fueron utilizados como tendederos para secar algunos productos agrícolas como el ají.

El sector 3 era el cementerio.

Este es un típico hoyo de entierro, la profundidad variaba de acuerdo al tamaño del cuerpo, si era un infante no tenían más de 0.60 cm de profundidad y si era un adulto llegaba al metro de profundidad. El hueco es de forma cilíndrica revestida con piedras y con techo de caña o piedras lajas.

DCIM\100MEDIA\DJI_0051.JPG

Los hoyos que se ven en la foto, han sido realizados por personas que no respetan la cultura y se les conoce como “Huaqueros”, personas que buscan desenterrar a los muertos y despojarlos de sus joyas, ya que era tradición en el antiguo Perú enterrar a sus muertos con comida y joyas.

El sector 4, está compuesta por 1 pirámide con rampa y complejos habitacionales.

El paisaje de este lugar estaba caracterizado por una serie de edificaciones denominadas “pirámides con rampa” y que han sido identificadas en diferentes asentamientos a lo largo de la parte baja y media del valle del río Lurín.

DCIM\100GOPRO\GOPR8588.JPG

Las excavaciones arqueológicas en este lugar, han permitido conocer que las pirámides habían pasado por una serie de eventos constructivos, al menos por dos fases de ocupación y una serie de remodelaciones asociadas. Por la cerámica encontrada, se ha determinado que la mayor parte, está asociada al estilo Ychsma y en menor porcentaje al estilo Inca.

Restos de unidades habitacionales

La cronología de la investigación arqueológica de Pampa Flores se remonta a 1990, en 1998, se obtuvo por primera vez un plano del sitio gracias a fotografías aéreas. En el 2014, se pudo obtener más información arquitectónica y redefinir las famosas pirámides con rampa las cuales sumaban hasta esa fecha 14.

Las técnicas constructivas utilizadas en la edificación de Pampa Flores fue de muros de aproximadamente 50 cm de espesor hechos de piedras unidas con barro y adobes con forma paralelepípeda o rectangulares realizadas en moldes que también fueron unidos con barro.

Otra característica que se mantuvo a lo largo del tiempo fue el uso de cimientos de piedra en las construcciones, esto protegía los muros de adobe de los efectos nocivos del aire y las sales presentes en el suelo.

La cultura Ychsma recibió durante su periodo, influencia de la cultura Wari, ya que los Wari utilizaban la técnica del “Tapial” en sus construcciones. Cabe recalcar que junto al imperio incaico, los Wari fueron una de las dos únicas culturas consideradas “imperiales” en el hemisferio sur.

La técnica constructiva del tapial consiste en construir muros con tierra arcillosa, compactada a golpes y empleando un encofrado deslizante para contenerla. Según los Romanos, esta técnica fue destacada por su estabilidad y dureza.

Estando el Perú en el cinturón de fuego del pacífico y siendo un país enteramente telúrico, podemos ver como después de más de 1000 años, aún siguen en pie muros de piedra y adobe.

Pampa de Flores se encuentra ubicado a 14 kilómetros del santuario de Pachacamac y no habiendo otros poblados tan cerca, hace suponer que debió existir una estrecha relación entre ambos y que según el arqueólogo belga Peter Eeckhout, debió haber una dualidad entre ambos.

El principio de la Dualidad, fue uno de los elementos fundamentales de la organización social andina, en tanto que existía una división espacial entre “lo de arriba” (Hanan) y “lo de abajo” (Hurin), divisiones que a su vez se identificaban con la dualidad masculina/femenina y simultáneamente con el binomio sol/luna. Otra de las conclusiones es que las 40 pirámides con rampa que hay en el valle del río Lurín, están ubicadas únicamente en Pachacamac y Pampa Flores.

Restos de cerámica por todo el complejo

Hablando del tipo de cerámica Ychsma que se encuentra por todo el complejo es simple, a base de arcilla y su decoración pictórica está basada en cuatro colores básicos, el crema, el blanco, el rojo y el negro. Los pigmentos de color eran de tipo mineral.

DCIM\100MEDIA\DJI_0033.JPG

De acuerdo a la distribución del complejo, se presume que fue lo suficientemente planificada para ser una sociedad importante.

DCIM\100MEDIA\DJI_0011.JPG

Pampa Flores, ha demostrado que la cultura Ychsma al asentarse en un lugar, no descartaron lo preexistente, sino que aprendieron de él y lo utilizaron para enriquecer su propia cultura.

Si desean ver el video de la escapada, pueden entrar a:

Hasta la próxima escapada amigos!

EL PALACIO INCA DE UQUIRA,

Hola amigos, en esta oportunidad les hablaré del Palacio Inca ubicado en Uquira, que está localizado en el Valle de Asia, sobre una elevada terraza, en el distrito de San Pedro de Coayllo, dentro de la provincia de Mala, en el departamento y región de Lima, a unos 400 metros sobre el nivel del mar.

Tomé la carretera Panamericana Sur y emprendí la escapada a la comunidad campesina de Uquira.

DCIM\100GOPRO\GOPR8414.JPG

Se pasan dos peajes, el peaje de la foto es el que se encuentra ubicado en el distrito de Villa y tiene un costo de 5,5 soles, el segundo, a la altura del distrito de Chilca tiene un costo de 14,80 soles. Después de pasar el segundo peaje y a poco más de una hora de ruta se llega al balneario de Asia, balneario muy concurrido y famoso durante el verano limeño, es ahí donde se hace un desvío a la izquierda para adentrarse en la cordillera de los Andes por el valle de Asia.

DCIM\100GOPRO\GOPR8538.JPG

El primer pueblo por el que se pasa es Santa Rosa de Asia, pueblo fundado en 1943 siendo uno de los más antiguos del distrito de Asia.

El segundo pueblo que pasé fue Coayllo, uno de los dieciséis distritos que conforman la provincia de Cañete en el Departamento de Lima. Al igual que Santa Rosa de Asia, Coayllo es uno de los pueblos más antiguos de Cañete. Fue creado en los primeros años de la República con la presencia del Libertador José de San Martín en el Perú, cuando se empezó a dividir el Perú en Departamentos, Provincias y Distritos.

En su momento, la iglesia de San Pedro de Coayllo, fue toda una reliquia colonial de estilo gótico isabelino que fue construida a finales del siglo XVI por los padres dominicos. En el año 1974 fue seriamente dañada, trataron de recuperarla, hasta que llegó el terremoto del 2007, destruyéndose por completo.

El Terremoto de Chincha y Pisco en agosto del año 2007, con una intensidad de 7,9 grados en la escala de Richter y que tuvo una duración de poco más de 3 minutos, ocasionó que se cayera el techo y algunas paredes, dejando la iglesia casi destruida.

En el 2018, el Comité Parroquial, liderado por Juan García Reyna, y en coordinación con el Padre Richard Santos Caycho, convocaron a la población de los alrededores para remover los escombros. Esta ha sido una etapa esencial para que especialistas hagan estudios del suelo y de impacto ambiental con la finalidad de que en un futuro espero no muy lejano, empiecen los trabajos de restauración.

DCIM\100GOPRO\GOPR8425.JPG

Hasta Coayllo llegaba una buena carretera en general, a partir de aquí, me quedaban poco más de 5 kilómetros de trocha o carretera afirmada hasta Uquira, donde se encuentra el Palacio Inca.

El Palacio de Uquira es un importante y bien conservado sitio arqueológico construido en tiempo de los Incas, alrededor del año 1450 después de Cristo en la cuenca del río Omas, llamado valle de Asia cerca al litoral, próximo al pueblo de Uquira.

Durante el siglo XIV, el valle de Asia estuvo ocupado por los “Coayllo”, curacazgo que dependía del curaca de Ychsma en Pachacamac (distrito de Lurin, a pocos minutos de Lima). Construyeron sus pueblos en las quebradas secas transversales al valle para aprovechar al máximo la tierra cultivable y los amurallaron para defenderse de sus belicosos vecinos de la sierra: los “Yauyos”.

A mediados del siglo XV, los Incas, por mandato del Inca Tupac Yupanqui, anexan este valle a su imperio, el Tawantinsuyu, de manera pacífica, pues al ser una nación pequeña los Coayllo optaron por pactar antes que oponerse, lo que permitió a la élite local mantener gran parte de sus privilegios, pero vigilados y administrados por un representante del Inca para quien construyeron un palacio y nuevo centro administrativo del valle: el Palacio de Uquira.

Foto tomada con vista al noreste

El sitio arqueológico de Uquira, fue construido sobre una terraza elevada formada por los depósitos aluviales de una quebrada seca, en la margen izquierda del valle de Asia. El sitio arqueológico, está formado por al menos 5 grupos de estructuras ubicadas alrededor de un amplio espacio vacío. Para facilitar su identificación y descripción los he nombrado a los 5 recintos principales usando letras: A, B, C y D, según la foto de arriba.

DCIM\100GOPRO\GOPR8480.JPG

El material constructivo empleado para muros, vanos y nichos rectangulares consiste mayormente de adobes, pero existen ejemplos de muros de tapia con cimientos de piedra.

En cada grupo de estructuras, la circulación está restringida por un acceso único que conduce a espacios amplios, como patios, que a su vez se comunican con otros espacios más pequeños siguiendo una orientación que va de lo público a lo privado, de abajo hacia arriba y de lo exterior a lo interior.

DCIM\100GOPRO\GOPR8495.JPG

Ahora, exploraremos un poco el lugar.

El Recinto A, llama la atención ya que se presenta como alto e imponente visto desde el piso del valle pero que, visto desde el nivel de la superficie de la quebrada es más bien plano y utiliza la ladera del cerro para ganar altura y simular tener varios pisos de altura. Este “efecto visual” se debe a que la fachada que da al valle es un muro de contención del relleno usado para nivelar la superficie de la quebrada cuyo nivel se encuentra varios metros por encima del nivel del piso del valle.

DCIM\100GOPRO\GOPR8469.JPG

Como se cree que tiene las técnicas constructivas tanto de los Incas como de los Coayllo, se ha deducido, que este edificio existió antes de que los Incas conquistaran a los Coayllo y tras la conquista, lo reformaron y ampliaron. Este edificio es el más grande de todo el conjunto y su acceso principal no está bien definido.

Pared exterior con rampa de acceso

Hay una ruta de acceso que sube verticalmente desde el valle escalando por medio de escaleras el alto muro de contención, otra posible vía de acceso es por la quebrada, accediendo a una amplia plaza.

Viendo la foto de arriba que pertenece al recinto B, se aprecian los muros que tienen una altura entre 1.5 y 2 metros, con un espesor de 30 cm. aproximadamente y cuando ocupan las laderas de las quebradas, se adaptan a la morfología del terreno e integran grandes piedras del lugar a sus muros. Otra cosa muy importante es, que los Coayllo no construían pirámides con rampa frente a patios, esta tradición arquitectónica es propia de la costa central.

Foto del recinto D

Los Incas, planificaron la construcción de este sitio porque estaba enlazado con el Qhapaq Ñan, o Camino del Inca y servía de centro administrativo y de control de esa parte del valle de Asia.

Dentro de la organización estatal Inca del Qhapaq Ñan, los Centros Administrativos eran lugares importantes, ya que encabezaban administrativamente una región, seguidos de los Tambos, ligados a la producción de bienes como tejidos, por ejemplo y finalmente los Palacios, pequeñas estructuras multiusos que sirven tanto de vivienda para el administrador Inca, como sede de su administración y como pequeño centro de acopio y/o producción.

En conclusión, el Palacio de Uquira sirvió de vivienda y centro administrativo Inca para el control del tránsito del Camino Inca o Qhapaq Ñan desde esa parte de la costa hacia la sierra, dentro del imperio Inca del Tawantinsuyo. Si les gustaría saber un poco más del Camino Inca, pueden entrar a: https://wordpress.com/block-editor/post/viajesyescapadas.blog/8469

Si desean ver el video de la escapada, pueden entrar a:

Hasta la próxima escapada amigos!

ESCAPADA A LA CORDILLERA LA VIUDA

Hola amigos, en esta oportunidad les comentaré de mi escapada a la cordillera La Viuda. En esta aventura, una vez más me acompañó Bruno Repetto y James Ysimura, conocedor de la zona.

La Cordillera La Viuda, es una cordillera en los Andes Centrales del Perú entre los departamentos de Lima y Junín. Mide aproximadamente unos 50 kilómetros de largo con nieve escasa y pocos picos cubiertos, situados principalmente en la provincia de Canta, a unos 155 kilómetros al noreste de la ciudad de Lima.

Como la escapada era un full day de aproximadamente once horas, teníamos que salir temprano de Lima, ya que teníamos varios sitios por visitar. Coordinamos encontrarnos en un punto cerca a la carretera Panamericana Norte para emprender el viaje, siempre con el cooler lleno de bebidas y viandas para del camino, ya que debido al Covid-19, no habrían restaurantes donde parar a comer. La carretera que nos llevaría hasta la cordillera La Viuda y a casi 5.000 metros de altura, sería la 20A que empezaba en una zona llamada Trapiche, a poco más de una hora de camino de nuestro punto de encuentro.

La carretera es muy buena en general hasta la altura de Huaros, a partir de ahí, tocaba trocha. De subida a la cordillera íbamos a pasar por un famoso pueblo llamado Quives.

https://es.wikipedia.org/wiki/Distrito_de_Santa_Rosa_de_Quives

El distrito de Santa Rosa de Quives, es un pueblo ubicado a 900 msnm y cuenta con poco más de 160 viviendas y queríamos hacer una pequeña parada en este lugar, porque allí vivió la santa limeña Santa Rosa de Lima. Lamentablemente las comunidades campesinas de esa zona cerraron el ingreso al poblado de toda persona ajena a él, para protegerse del Covid-19 y no nos quedó más remedio que continuar con nuestro camino.

El siguiente poblado por el cual pasamos fue Yaso, un poblado muy pobre, pero conocido por los numerosos balcones con los que cuentan sus viejas casonas.

DCIM\100GOPRO\GOPR8175.JPG

Pasando Yaso llegamos a la “ciudad” de Canta, donde nos encontramos con un retén policial, nos pusieron algunos “peros” pero al final, nos dejaron cruzar el pueblo, ya que se encontraba cerrado al turismo, al igual que Quives.

Canta, es la capital de la Provincia del mismo nombre, ubicada en el valle del río Chillón y a 2.837 msnm.

Continuando la ruta a la cordillera La Viuda, llegamos a un mirador de la “ciudad” de Canta cuyas coordenadas son: 11°28’19.5″S 76°37’06.6″W.

Aquí James aprovechó para hacer volar su Dron y hacer unas tomas aéreas.

Después de jugar un poco con el dron, continuamos valle arriba….

Pocos kilometros valle arriba, hicimos una pequeña parada técnica para comprar miel de abeja y algunas otras cosas más de la zona.

DCIM\100GOPRO\GOPR8406.JPG
DCIM\100GOPRO\GOPR8405.JPG

Dicho sea de paso, en aquel lugar, había una gran cantidad de restaurantes ofreciendo la rica sazón culinaria de la zona, pero por precaución, no nos metimos a ningún lado.

Continuando la ruta a la cordillera La Viuda, pasamos por un lugar llamado en Google Maps “Piscigranja de Huaros”. La piscigranja de Huaros ofrece diversos servicios, además de poder comprar truchas, o comerlas en su restaurante, también se puede visitar las pozas de crianza con su respectiva explicación, lamentablemente la pandemia ha restringido todo esto, solo pasamos de largo y tomamos unas fotos desde la carretera.

Llegamos a Cullhuay. La Comunidad Campesina de San Felipe de Cullhuay está ubicada a 125 km al noroeste de la ciudad de Lima. En la Comunidad de Cullhuay, específicamente en el Nevado de Chonta a 5.016 msnm nace el río Chillón, fuente de agua para la ciudad de Lima.

Lamentablemente tuvimos que rodearla ya que el ingreso de “turistas” estaba prohibido. Después de Cullhuay, llegaríamos a nuestro primer punto de visita, la cascada Pomora.

La Cascada de Pomora es un atractivo natural que está ubicada el kilómetro 137 de la carretera que lleva a Cerro de Pasco, en la  comunidad campesina de Cullhuay, distrito de Huaros, provincia de Canta y a 4.000 metros sobre el nivel del mar.

DCIM\100GOPRO\G0048264.JPG

Sus aguas cristalinas provienen de los deshielos del nevado Colac y desembocan en el río Chillón. Esta formación natural tiene una altura de 10 metros, desciende en ocho caídas, siendo solo cuatro visibles fácilmente desde la carretera.

En cuanto a la flora circundante, se puede observar la vegetación típica de la puna como el ichu, líquenes y musgos, asimismo, en los alrededores la presencia de llamas, alpacas y ovinos.

Unos minutos más arriba, llegamos a un punto donde se podía apreciar una panorámica espectacular. Las coordenadas son: 11°22’40.2″S 76°27’16.0″W.

Desde ese mirador, también se podía apreciar a lo lejos la cascada del velo del angel.

A un kilómetro del mirador hicimos una pequeña parada para observar esta cascada congelada.

Ya estábamos prácticamente en la falda de la cordillera La Viuda. La cordillera de los Andes Centrales abarcan 2.000 km2 y está formada por las Cordilleras de Huanzo, Torpo, Monte Meiggs, Vilcabamba, Marca Valle y La Cordillera la Viuda.

La Cordillera la Viuda tiene glaciares que no exceden los 5.500 msnm y ha sido visitada por expediciones Polacas, australianas, españolas y argentinas desde la década de los 60’s.

Pero de dónde viene el nombre Cordillera La Viuda?

Todo se remonta a los dioses Incas, la Pachamama, la diosa de la tierra, figura maternal, protectora, frágil y poderosa, protectora del planeta tierra y defensora de la naturaleza y todos sus seres vivos y de Pachacamac, el dios de los cielos, el creador. La figura de Pachamama es tan poderosa que los primeros cristianos la equiparan con la Virgen Maria. Ellos vivían el Hanan Pacha, el Olimpo de los dioses incas. La Pachamama era una diosa joven y bella y todos los dioses la querían desposar, Wakon, el dios del fuego lo intentó varias veces sin éxito y finalmente se casó con Pachacamac, el hermano de Wakon, esto causó grandes batallas entre ambos hasta que Pachacamac lo desterró a la tierra. Pachamama y Pachacamac fueron muy felices y tuvieron dos hijos, hombre y mujer a quienes pusieron por nombre los Willkas.

Para variar, Google Maps una vez más se equivoca en el nombre de las islas

Todo comenzó cuando Pachacamac muere y se convierte en las actuales islas de Pachacamac, que se encuentran al frente a Lurín, uno de los 43 distritos que conforman la Región de Lima, y es allí donde se construyó el santuario de Pachacamac, al sur de Lima, la capital del Perú. La Pachamama triste bajó a la tierra en compañía de sus dos hijos gemelos y caminaron sin rumbo por la cordillera de los Andes hasta que se encontraron con Wakon, que con ira de venganza mata a la Pachamama y se la come. Los Willkas logran escapar y se encuentran con una zorra quien los protege y tiende una trampa a Wakon diciéndole que suba a la cima de una montaña e imitando la voz de la Pachamama llame a los Willkas para que termine su venganza, es así que sube y casi llegando a la cima, resbala y cae en el actual lago Chuchun y a consecuencia de la caída “escupe” a la Pachamama, formando la cordillera que actualmente se llama La Viuda, en honor a Pachamama, la diosa viuda.

A pocos minutos de pasar la cascada congelada llegamos a la laguna Chuchun.

DCIM\100GOPRO\GOPR8333.JPG

Las aguas celestes de laguna Chuchun se deben al deshielo del nevado La Viuda. Esta laguna tiene aproximadamente dos kilómetros de perímetro y la temperatura de sus aguas es de cinco grados centígrados en promedio. Según los lugareños, Chuchun significa “Ojo de Mar”.

Pasando la laguna Chuchun, llegamos a la más famosa de las lagunas que hay en las faldas de la cordillera La Viuda, aunque su nombre es Calancayo, es más conocida con el nombre de laguna 7 colores.

En este lago ya nos encontrábamos a 4.800 msnm y la altura se siente, pero los lugareños que conocen del mal de altura, te ofrecen por la módica suma de 2 soles, una botellita de mate de coca bien caliente para luchar con los efectos de la falta de oxígeno en el cerebro.

El sobrenombre de 7 colores dado a esta laguna se debe, a que el color del lago varía entre turquesa, verde y azul.

Normalmente, esta laguna es el fin del recorrido turístico, pero como andábamos bien con el tiempo, decidimos subir un poco más a ver que nos encontrábamos.

DCIM\100GOPRO\GOPR8371.JPG

Y llegamos a la laguna Parionacocha y prácticamente a 4.900 msnm.

Como tenía un pequeño muelle, pues se me ocurrió meter la GoPro bajo el agua para conocer la flora y fauna del lago.

Ya estábamos en los pastizales arriba de la cordillera de los Andes donde las Llamas y Vicuñas pastan.

Avanzamos un poco más, pero la altura cada vez empezó a hacer más estragos en nuestros organismos y decidimos parar y regresar.

Un minuto más parados y nos desmayamos, la saturación de oxígeno se cayó a rangos peligrosos, por eso decidimos regresar y dejar las alturas de la cordillera de los Andes para otra nueva aventura.

A continuación les paso un pequeño video en YouTube de la aventura.

Hasta la próxima escapada amigos!


LOS PETROGLIFOS DE COLPAPAMPA

DCIM\100GOPRO\GOPR8057.JPG

Hola amigos, en esta escapada les contaré sobre los petroglifos de Colcapampa. En esta nueva aventura me acompañó mi gran amigo Bruno Repetto, piloto y fotógrafo profesional.

A eso de las nueve de la mañana, estaba recogiendo de su casa a Bruno para emprender el viaje y de paso, nos escapabamos de Lima “La Gris”. A eso de las 1015 am, ya estábamos cruzando la variante del Pasamayo con muy baja visibilidad.

La variante de Pasamayo, es una área de 22 kilómetros que forma parte de la ruta nacional PE-1 entre las provincias de Lima y Huaral. Esta parte de la ruta siempre ha sido muy peligrosa debido a la densa niebla que hay casi todo el año y por los deslizamientos de arena.

Una vez que pasamos la ciudad de Huaral y nos adentramos valle arriba siguiendo el río Chancay, las condiciones climáticas mejoraron notablemente.

La zona que he resaltado en rojo corresponde al muro que se ve en la siguiente foto.

A la media hora de viaje, después de pasar la ciudad de Huaral y a la altura de un sitio arqueológico que no figura en el mapa y que el muro con su nombre estaba completamente tapado con carteles de propaganda, nos paró un retén policial, ya que solo está permitido movilizarse sin permiso dentro del Departamento de Lima, pero como a donde íbamos a ir estaba dentro del límite, nos dejaron pasar, todo esto debido al Covid-19.

Continuando por el valle del río Chancay y adentrándonos en la cordillera de Los Andes, nos encontramos con un tramo del famoso Camino Inca que les comenté en el blog anterior. (https://wordpress.com/block-editor/post/viajesyescapadas.blog/8469). Lo he marcado de color naranja para poder ubicarlo más fácilmente.

Haciendo un acercamiento de la toma, se puede apreciar el Camino Inca o Qhapaq Ñan, realizado con la técnica del Pircado. Una Pirca es un muro de piedra y este fue utilizado por los incas, para poder encaminar las calzadas que servían de comunicación a través de todo el imperio.

Los petroglifos de Colcapampa, están ubicados al nororiente de la ciudad de Lima, aproximadamente a 2 hr 45 min, sobre la margen izquierda del río Chancay, a un lado de la carretera Huaral – Acos, a una altitud de 1.245 msnm. La roca con los glifos están ubicados exactamente en las siguientes coordenadas S 11°18´58.9″ y W 76°52´05.7″ y a 75 metros ladera arriba de la carretera.

Google Maps se equivocó en la ubicación de los petroglifos, ocasionando que entremos en propiedad privada y fuéramos interceptados por el personal de seguridad de la parcela. Felizmente, después de conversar con los dueños, logramos encontrar la roca con los glifos fuera de la propiedad privada y lo ubicamos exactamente en el mapa con las siguientes coordenadas: 11⁰ 18′ 58.9″S 76⁰ 52′ 05.7″W. Dicho sea de paso, ya se mandó la información a Google Maps para que sea corregido.

Desde la carretera, es casi imposible ubicar la roca con los glifos, por eso es importante tener las coordenadas exactas para no perder tiempo en ubicarla y de paso, no invadir propiedad privada. Coordenadas: 11⁰ 18′ 58.9″S 76⁰ 52′ 05.7″W.

Haciendo un acercamiento a la toma, se puede apreciar mejor la roca y los glifos.

Valle del río Chancay

Como he mencionado anteriormente en los blogs sobre los petroglifos de:

Los petroglifos, son diseños simbólicos grabados en rocas, realizados desgastando su capa superficial y demuestra, que también el valle de Huaral habría estado habitado desde hace miles de años y que siglos después, en esa zona, se forjó una de las grandes culturas preincaicas llamada Chancay que prosperó entre el 1.200 y 1.470 dC.

Ubicación de los petroglifos en territorio peruano, el #20 corresponde a Colcapampa

Petroglifos hay por todo el territorio peruano y han sido ubicados cronológicamente entre el Horizonte Temprano (1500 – 500 aC) y el Horizonte Tardío (1440 – 1532 dC), creándose la hipótesis, de una cierta evolución cronológica y de una relación estrecha entre la mayoría de los grandes sitios conocidos. Numerosos rasgos comunes, dispersos sobre un vasto territorio y un largo espacio de tiempo, parecen manifestar la presencia de una tradición bien establecida, con ciertos propósitos fijos y funciones particulares.

Esta hipótesis, ha llevado a investigar las principales características de la ubicación de los petroglifos en el Perú y estas son:

  1. El 80% de los petroglifos catalogados están ubicados a piedemonte occidental.
  2. Estaban ubicados cerca a grandes cultivos de coca.
  3. Están ubicados cerca a un río, una quebrada de cauce o de una confluencia.
  4. Están ubicados cerca a caminos y antiguas vías de comunicación.
  5. Están ubicados en un límite ecológico o político.

Esta última afirmación se desarrolló en base a que los petroglifos de Checta por ejemplo, están ubicados en una zona llamada Chaupiyunga, una zona ecológica entre los 200 y los 1.300 msnm, propicia para la siembra de la planta de coca y ají, dos plantas muy importantes para el desarrollo económico y religioso de las naciones prehispánicas y que fue motivo de grandes batallas entre los asentamientos humanos de la sierra y la costa.

Un análisis detenido de las figuras grabadas y de su distribución, permitieron fijar cuatro grandes conjuntos que parecen mostrar una evolución cronológica y una distribución espacial particular.

El Grupo A, que agrupa a los petroglifos del norte del Perú y estarían ubicados cronológicamente en el Horizonte Temprano (1.500 – 500 aC). Los petroglifos de este grupo representan seres antropomorfos o zoomorfos.

El Grupo B, que agrupa a los petroglifos en sectores vecinos al Grupo A, llegando hasta la costa central del Perú. Los petroglifos de este grupo, son representaciones de hombres, caras humanas o felinas, aves, pequeños animales vistos de perfil, figuras serpentiformes, a menudo bicéfalas, dibujos complejos hechos por yuxtaposición de varias figuras unidas por simples trazos y figuras geométricas tales como círculos, círculos punteados, soles, rombos, líneas espirales o curvas y es aquí, donde se ubican los petroglifos de Colcapampa.

El Grupo C, se encuentra en el sur del país y a pesar de esta enorme cantidad de figuras, no existe en estos sitios la variedad de motivos que se puede apreciar más al Norte. Los petroglifos de este grupo representan motivos antropomorfos, felinos, aves rapaces, serpientes y camélidos frecuentemente repetidos. Las figuras humanas están a menudo juntas, en acciones y posturas bien representadas. También se han encontrado trazos rectilíneos o en zigzag, así como puntos que separan los petroglifos.

El Grupo D, corresponde a los petroglifos de la selva peruana y su peculiaridad es que, la distribución de las rocas están por lo general aisladas y/o dispersas sobre una vasta superficie y son mucho más difíciles de clasificar. A este grupo corresponden los petroglifos de Panguana, que detallo en el siguiente blog: https://wordpress.com/block-editor/post/viajesyescapadas.blog/7078.

Según los estudios realizados por el arqueólogo francés jean Guffroy, los glifos han sido clasificados como:

Figuras Antropomorfas, con forma de seres sobrenaturales y seres humanos.

Figuras Zoomorfas, como felinos, aves rapaces, serpientes, lagartos, sapos, cuadrupedos, peces, conchas, malaguas y arañas.

DCIM\100GOPRO\GOPR8084.JPG

Figuras geométricas y signos, como rayas, estrellas, círculos, círculos concéntricos, triángulos, cruces, espirales, cuadriláteros y rombos.

DCIM\100GOPRO\GOPR8083.JPG

Piedras Tacitas, como depresiones circulares grabadas.

Los petroglifos no son un lenguaje, ni tampoco un mensaje como lo son los jeroglíficos por ejemplo, los petroglifos son imágenes y símbolos que usaban los antiguos pobladores del planeta para comunicar o expresar algo, por eso, es tan difícil poder encontrarle una lógica y para forzar la búsqueda de esa lógica, normalmente los arqueólogos caen en las interpretaciones místicas o religiosas. Estoy convencido, que los petroglifos era una forma de decir al mundo algo verdaderamente importante y no solo desde el punto de vista místico, religioso, político o social, sino que querían comunicar grandes eventos que ocurrieron en el planeta y que tuvieron una gran repercusión en ese hombre antiguo, lo difícil es atar cabos y completar el rompecabezas. Para atar cabos y resolver el rompecabezas, los arqueólogos deben asesorarse por geólogos, paleontologos, historiadores, etc, para tener el panorama completo y no solo parcializarse con definiciones místicas o religiosas.

DCIM\100GOPRO\GOPR8091.JPG

Les comparto el video que he publicado en Youtube.

Hasta la próxima escapada amigos!

QHAPAQ ÑAN, EL CAMINO INCA

Hola amigos, en esta escapada les hablaré sobre el Qhapaq Ñan, o la red vial del Tahuantinsuyo.

La red vial del Tahuantinsuyo, en quechua Qhapaq Ñan o Inka Naani, fue un sistema de caminos a lo largo y ancho de todo el imperio del Tahuantinsuyo. En idioma quechua, Qhapaq Ñan significa “Camino del Señor” y permitió el control económico y político en todo el imperio. Al mismo tiempo, esta red vial desarrolló la integración, el intercambio y movilización de diversos productos, la transmisión de valores culturales, el acceso a los diferentes santuarios incaicos y obviamente, sirvió como símbolo del poder imperial cusqueño y de su expansión a lo largo de la geografía sudamericana, que incluyó seis países andinos actuales: Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile.

Partiendo desde el Cusco (Plaza de Armas de la ciudad, calle Plaza Haukaypata), el Qhapaq Ñan permitía recorrer los cuatro “Suyos del Imperio Incaico” que constituían el Tahuantinsuyo.

  • El Chinchaysuyo al norte, ocupado por los Chincha, Chimúes y Pastos.
  • El Collasuyo al sureste, ocupado por los Aymaras, Qollas y Puquinas.
  • El Contisuyo al suroeste, ocupado por los Conti, Collaguas y Puquina.
  • El Antisuyo al oriente, ocupado por los Antis (las actuales poblaciones nativas de la Amazonia).

El Estado peruano, a través del Decreto Supremo N° 31-2001-ED del 2001, emprendió una ambiciosa labor de inventariar la vasta red de Caminos Incas y sitios arqueológicos asociados, encomendando esta misión al Ministerio de Cultura. Dentro de su trabajo, sectorizaron el Qhapaq Ñan en Macro Regiones, Norte, Centro, Sur, Cusco y Amazonia, y de acuerdo a la longitud vial, la dividieron en:

  • Tramos, cuando el trayecto promedia, o supera los 100 km
  • Subtramos, trayecto variable entre 10 y 100 km
  • Secciones, trayecto que varía entre 1 y 10 km
  • Segmentos, la unidad de medición menor a 1 km
Los 6 Tramos del Qhapaq Ñan Patrimonio de la Humanidad

Con un total de 30.000 kilómetros de longitud, esta columna vertebral hábilmente construida por manos de especialistas puede ser comparada, por sus dimensiones, con la Ruta de la Seda o la Gran Muralla China, por tal motivo y como iniciativa conjunta de, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, se solicitó a la UNESCO que sea considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad, logrando su cometido en el 2014, cuando la UNESCO proclama seis tramos del Qhapaq Ñan, Patrimonio de la Humanidad.

Dos tramos binacionales:

  1. Aypate – Las Pircas – Las Limas (Perú – Ecuador)
  2. Cusco – Desaguadero – La Paz (Perú – Bolivia)

Cuatro tramos nacionales:

  1. Ollantaytambo – Lares (Cusco)
  2. Vitkus – Choquequirao (Cusco)
  3. Xauxa – Pachacamac (Junín y Lima)
  4. Huánuco Pampa – Huamachuco (Huánuco, Ancash y La Libertad)

En esta oportunidad, les contaré de mi escapada para conocer una parte del Tramo Pachacamac – Xauxa. Este tramo se ubica entre los departamentos de Lima y Junín, atravesando la vertiente occidental de la Cordillera de los Andes, recorriendo una extensión de 223 km. Inicia en el santuario costero de Pachacamac a 50 msnm, ascendiendo hasta los 4.800 msnm cercano al nevado Pariacaca y finaliza, en lo que fue uno de los principales centros administrativos Incas, Hatun Xauxa en la sierra central, siendo uno de sus principales usos, la movilización de la población hacia estos santuarios considerados como dos de los más importantes del Chinchaysuyo.

Con mi gran amigo Bruno

El Qhapaq Ñan no son simples senderos, como los muchos que debieron usar los caminantes de todos los tiempos y lugares, que conectan unos pueblos con otros y se forman por el diario caminar. Se trata de rutas establecidas a partir de un plan económico, social y tal vez ritual.

Hasta el pueblo de Antioquia vamos a seguir el Tramo Pachacamac-Xauxa

El Tramo Pachacamac – Xauxa empieza en el santuario de Pachacamac (si lo vamos a recorrer desde la costa hasta la sierra), centro que ya tenía un viejo prestigio y que rápidamente se convirtió en el foco de conexión del camino de la costa. Si bien era un santuario desde tiempos de la cultura Wari y quizá algunos siglos antes, Pachacamac, que sostenía un Señorío (Feudo) teocrático llamado Ichsma, durante el Imperio Inca se convirtió en la meca de peregrinos que iban hasta este lugar desde todo el Imperio, a la obtención de informaciones y oráculos de diverso rango. Sin duda, el camino de Jauja a Pachacamac, era uno de los más transitados del Imperio.

Siguiendo el Tramo Pachacamac – Xauxa y empezando desde Pachacamac, los caminos específicos que vamos a recorrer son tres:

  1. Camino Chontay – San Isidro
  2. Camino Cantarilla – Nieve Nieve
  3. Camino Cochahuayco – Chamana

El recorrido que voy a documentar corresponde a un 35% del total del Tramo, no todo el tramo está visible, ya que los derrumbes y la construcción de nuevas pistas a lo largo de la ruta, han hecho que estos desaparezcan o estén en muy malas condiciones, por tal motivo, la excursión la empezaremos desde el distrito de Cieneguilla.

Saliendo de la ciudad de Lima y en rumbo hacia el primer camino (Chontay – San Isidro), pasamos por el distrito de Cieneguilla, distrito que se encuentra ubicado en el valle del Río Lurín y alberga al sitio arqueológico llamado Huaycán de Cieneguilla.

Foto tomada desde el mirador de Huaycán

Huaycán de Cieneguilla, fue uno de los principales centros urbanos del Señorío (Feudo) Ychsma (1000 dC – 1450), que luego de pasar a la dominación Inca (1476 – 1534), se convirtió en un Centro Administrativo entre las provincias de Hatun Xauxa (Junín) y Pachacamac (Lima), que configuran el Tramo Transversal del Qhapaq Ñan Xauxa – Pachacamac y viceversa. Tiene un área de 31 hectáreas, de las cuales, 16 hectáreas están construidas.

La ubicación de Huaycán de Cieneguilla no sería casual, sino que respondería estratégicamente al control de las vías de comunicación (Qhapaq Ñan). La primera de ellas, Huaycán de Cieneguilla como punto de ingreso hacia Pachacamac y la segunda, que estaría ubicada a la altura del Centro Poblado de Chontay, como control de una Sección del camino Inca que une el valle del río Lurín con el valle del río Rímac.

El Qhapaq Ñan tiene larga data, según información arqueológica, estos caminos estarían allí por lo menos 2.500 años antes de la cultura incaica, solo que una vez que estos llegaron, las vías de camino existentes fueron mejoradas y ampliadas.

  1. CAMINO CHONTAY – SAN ISIDRO
Camino Inca Chontay – San Isidro

En la ruta al Centro Poblado de Chontay desde Cieneguilla, vamos a poder ver por la izquierda de la carretera (margen derecha río Lurín) una parte del Tramo Pachacamac – Xauxa del Qhapaq Ñan, que aparece en la foto de arriba, como una línea que atraviesa el cerro horizontalmente.

Haciendo un acercamiento a la toma, se puede apreciar el camino Inca, no es un camino cualquiera, está construido con la técnica del pircado. Una Pirca, es una pared, muro o valla cercada de piedra sin labrar a baja altura utilizada por los pueblos andinos.

El Centro Poblado de Chontay se encuentra a 10 kilómetros al noreste de Huaycán de Cieneguilla, sobre la margen derecha del río Lurín y se accede cruzando el puente cuyas coordenadas son: 12°02’03.4″S 76°42’36.1″W.

DCIM\100GOPRO\GOPR7894.JPG

La historia del Centro Poblado de Chontay se remonta hasta la colonia, época de la cual queda como testigo la iglesia, que aún conserva el campanario original de 1794. Actualmente el pueblo se dedica a la artesanía, gracias a la presencia de cañas y carrizo, de las cuales se elaboran cestas y esteras.

Ruta al punto llamado en Google Maps ” Camino Inca Chontay”

Una vez pasado el puente de ingreso al pueblo, es fácil llegar al camino Inca, ya que hay letreros que te direccionan hasta allí. De lo contrario, pueden colocar en Google Maps “Camino Inca Chontay” y los llevará directamente a la entrada del lugar.

La entrada a este sitio es libre y está bien demarcada, lo primero que nos encontramos fue con un petroglifo llamado “Petroglifo Piedra Campana”. Los glifos están grabados en una roca cóncava y presenta diseños geométricos, un ave mítica y una persona con un camélido.

Seguidamente encontramos unas “Terrazas”. Antes de la colonia, se construían este tipo de terrazas con fines agrícolas, para aprovechar al máximo las tierras fértiles y cultivar productos nativos como el ají, el aguacate e incluso la hoja de coca, que abundaba en esta parte del valle.

Cruzando las “Terrazas”, llegamos al inicio de una Sección del Tramo Transversal del Qhapaq Ñan Pachacamac – Xauxa, que une el Centro Poblado de Chontay con el Sitio Arqueológico de San Isidro.

Solo es transitable para los turistas hasta terminar el valle que se ve en la foto de abajo.

Panorámica del CP Chontay y del valle del río Lurín desde el Camino Inca

Saliendo del Centro Poblado de Chontay, a unos 1.6 kilómetros valle arriba, se encuentra la entrada a otro camino Inca, el cual yo he nombrado en Google Maps “Camino Inca a Chaclacayo”, sus coordenadas son: 12°01’44.5″S 76°42’14.7″W.

Este Subtramo de más de 11 kilómetros del Qhapaq Ñan que une, el Centro Poblado de Chontay en el valle del río Lurín, con el distrito de Chaclacayo en el valle del río Rímac, no forma parte del Tramo Pachacamac – Xauxa, pero de igual manera lo menciono porque está allí.

2. CAMINO CANTARILLA – NIEVE NIEVE

Sitio arqueológico de Nieve Nieve

A 5 kilómetros del Centro Poblado de Chontay, llegamos al Sitio Arqueológico de Nieve Nieve. Este sitio arqueológico se encuentra ubicado en el poblado de San José de Nieve Nieve y el nombre Nieve Nieve es debido a que en tiempos remotos, era una ruta frecuentada por arrieros que esperaban llegar a este lugar para descansar en su tarea de bajar hielo de los nevados en tinajas de barro, ya que es la única forma de refrigerar sin electricidad.

Patio y Capilla del lugar al frente de la casa del Curaca

Ahora que ya sabemos de dónde viene el nombre Nieve Nieve, ahora toca saber, de donde sale San José y eso se lo debemos a los españoles, muy católicos ellos, que durante el proceso de evangelización e integración al cristianismo, le cambiaron el nombre a San José de Nieve Nieve.

La casa del “Curaca”
DCIM\100GOPRO\GOPR7925.JPG

Entrando al pueblo de San José de Nieve Nieve, en la ruta del Qhapaq Ñan, nos encontramos con el Sitio Arqueológico de Nieve Nieve. Este lugar perteneció al Señorío Ychsma, pero funcionó como Centro Administrativo Inca. Está compuesto por una Capilla y dieciséis conjuntos habitacionales construidos a lo largo de calles paralelas, además de depósitos y lugares de entierro.

A 750 metros de la entrada al Sitio Arqueológico de Nieve Nieve, vamos a encontrar la entrada al camino Cantarilla – Nieve Nieve, está medio camuflada la entrada, pero estas son las coordenadas de la entrada: 12°01’32.1″S 76°40’07.9″W

Esta parte del camino, se ubica en la margen derecha del río Lurín y es el mejor conservado. Presenta un ancho de calzada de 2,5 metros, además de muros de contención hechos de bloques de piedras unidas con barro.

El camino a la altura del puente Nieve Nieve, alcanzan hasta los 8 metros de altura.

DCIM\100GOPRO\GOPR7966.JPG

Saliendo del pueblo de San José de Nieve Nieve valle arriba a 3,4 kilómetros, pasamos por el pueblo de Sisicaya.

DCIM\100GOPRO\GOPR7976.JPG

Sisicaya, es un pequeño poblado a 900 msnm creado en 1579, al que el escritor peruano Ricardo Palma llamó “Los Malditos”, en sus famosas “Tradiciones Peruanas.”

Según las crónicas de la época colonial, allá por el año 1601, Sisicaya estaba habitada por 4.000 indios no católicos, el virrey Velazco y el arzobispo Santo Toribio enviaron 5 misioneros desde Lima para convertirlos, pero estos mataron al párroco a latigazos y degollaron a los misioneros. Por tal motivo, el virrey mandó tropa y un párroco para que pronunciase la excomunión, pero nunca encontraron a los criminales.

Pasando Sisicaya valle arriba, llegamos al puente de Antapucro, el cual he ubicado en Google Maps con las siguientes coordenadas: 12°01’53.1″S 76°37’28.1″W. Desde aquí, se puede apreciar muy bien en los cerros de la margen derecha del río Lurín, la continuación de camino Inca, en su Tramo Pachacamac – Xauxa.

A unos doscientos metros del puente valle arriba, se aprecia como la “línea” del camino Inca hace una bajada.

A 4 kilómetros del puente Antapucro pasamos por el pequeño poblado de Chillaco.

Desde este pueblo también se puede observar muy bien el Qhapaq Ñan. Continuando nuestro recorrido valle arriba hacia Cochahuayco, para llegar al tercer lugar del camino inca, llegamos al pueblo de Antioquia.

Antioquia, es un pueblo pintoresco que se ubica a 1.500 msnm y que en el 2007 ingresó al libro del Récord Guinness como el “Retablo más grande del mundo”. Recorrer las calles de esta pequeña y peculiar comunidad es como sumergirse en una obra de arte.

Retablo Ayacuchano

Un Retablo, es una obra de arte pintada o esculpida sobre madera, piedra, mármol o barro, que se coloca detrás del altar y que generalmente representa escenas bíblicas o religiosas. En el Perú, los “retablos” más famosos son los Ayacuchanos.

Por qué todo el pueblo de Antioquia está prácticamente pintada con adornos?. Todo surge de la necesidad de los pobladores, de obtener ingresos extras muy aparte de los que ya tenían de la agricultura, es así como en el 2004, se origina un proyecto de desarrollo turístico de índole artístico al que denominaron “Colores para Antioquía” y ahora, es el principal punto turístico de la zona.

Lamentablemente no pudimos recorrerlo como quisimos, ya que por orden de las comunidades campesinas cerraron el acceso para los turistas debido al Covid-19 y solo nos dejaron cruzar el pueblo para ir a Cochahuayco.

3. CAMINO COCHAHUAYCO – CHAMANA

Cochahuayco, es un pequeño poblado que pertenece al distrito de Antioquía, provincia de Huarochirí en el Departamento de Lima, se encuentra a una altura de 1.717 msnm y tiene una población de 170 habitantes.

Lo que más me gustó fue, que desde la entrada al pueblo, ya se estaba promocionando el camino inca. Este cartel está al costado derecho del “arco” de entrada al pueblo.

DCIM\100GOPRO\GOPR7986.JPG

Plaza de Armas o principal de Cochahuayco. Para dirigirse al Camino Inca, hay que atravesar la Plaza de Armas, cruzar un puente y seguir el camino por la falda de un cerro.

El mapa de arriba tiene dos líneas de dos colores, la parte amarilla, es una trocha que conduce hasta el punto que he marcado en Google Maps como “Mirador / Parking” y se puede llegar en auto. Las coordenadas de ese “Mirador/Parking” son: 12°05’10.3″S 76°30’45.2″W.

Desde ese punto, el cual he llamado “Mirador/Parking”, hay una bonita vista al pueblo de Antioquia, ahí dejamos el auto para dirigirnos al Camino Inca.

Del Mirador, retrocediendo unos 100 metros, hay un punto en Google Maps llamado “Qhapaq Ñan”, en ese punto exactamente, inicia el Camino Inca Cochahuayco – Chamana y lo pueden saber ya que tiene un cartel. Tres fotos arriba, en el mapa con líneas de colores, la línea naranja corresponde al Camino Inca.

Subida al primer mirador.

Conforme se sube, la vista es cada vez más increíble.

Casi llegando a la cima, se ve el cartel hacia el mirador.

Mirador Pichihuayqui, al fondo, el pueblo de Antioquia.

Vista del valle del río Lurín y al medio, el pueblo de Antioquia.

En la foto de arriba tomada desde el mirador de Pichihuayqui, he marcado por donde subimos (por la izquierda) y por donde continua el Camino Inca hasta la zona arqueológica de Tanquire (por la derecha), que lamentablemente no pudimos llegar debido a hora avanzada, va a quedar de tarea para una segunda aventura.

Siendo las 5 de la tarde, tocó descender…

y emprender el retorno a Lima, ya que no había ni restaurantes, ni hospedajes abiertos. A eso le podemos añadir, retornar por una pista mala, de un solo carril y sin iluminación, no era una buena idea.

Si desean ver un pequeño video de la aventura, pueden hacerlo entrando al siguiente link:

Hasta la próxima escapada amigos!

BITÁCORA DE VUELO #1

Hola amigos, en esta oportunidad (ya que estamos amarrados de manos y pies debido al Covid-19), les contaré a través de los blogs llamados Bitácora de Vuelo, algunas anécdotas que me han ocurrido durante mis años volando por América como piloto.

Antes de comenzar con estas anécdotas, les voy a hablar un poco de mi. Soy un ex piloto militar que cuenta con poco más de 26 años de experiencia aeronáutica, de los cuales, 11 años los dediqué a volar aviones militares en la Fuerza Aérea del Perú y los otros 15 años, los aviones Airbus como piloto de aerolínea, acumulando a la fecha, más de doce mil horas de vuelo, y que a lo largo de esos años volando, he experimentado varias anécdotas, pero solo les contaré las más relevantes, ya que algunas de ellas me han dejado perplejo.

Desvío de la ruta por tormenta

De vez en cuando, cuando sale el tema que soy piloto de aerolínea y hago vuelos por casi toda América, salen las interesantes preguntas, de que si nosotros los pilotos vemos cosas raras allá arriba. Bueno, a diferencia de cualquier otra persona con un trabajo diurno o nocturno que no trabajan mirando el cielo, a menos que sea un astrónomo, nosotros sí y básicamente por dos motivos principales, para buscar rutas de escape en caso de volar en áreas de tormenta o para disfrutar mirando, o la geografía terrestre, o el cielo nocturno y si, en mis 26 años volando me he cruzado con casos raros y de eso vamos a hablar en estos blogs que los estoy llamando Bitácora de Vuelo, para de alguna manera, diferenciarlos de los blogs de viajes y escapadas.

RUTA PUNTA CANA – LIMA, FEBRERO 2020

Playa Dominicus, República Dominicana

Esta primera anécdota que les voy a contar fue de casualidad, ya que con mi cámara Nikon abordo, logré captar unas imágenes medio raras. Todo comenzó, cuando quería demostrar a Xerach, un amigo el cual ha escrito un interesante libro llamado OVNIS, por fin una respuesta, cómo se veía el planeta Venus desde una aeronave, ya que ha realizado por varios años investigaciones llegando a la conclusión que las cosas “raras” que normalmente se ven el el cielo son EBE’s o Entidades Biológicas Extraterrestres, es una hipótesis avalada por la NASA, pero no muy difundida, que él describe muy bien en su libro y rompe con los clásicos paradigmas sobre el fenómeno ovni.

La pregunta del millón es, cuál era el afán de mostrarle a Xerach como se ve Venus?. Porque Venus, es uno de los planetas más visibles o brillantes desde la tierra y que normalmente veo cuando hago vuelos nocturnos al este desde Lima (Argentina, Paraguay, Uruguay o Brasil). Pero, qué tiene de particular Venus?, bueno la particularidad de este planeta es, que por tener una densa atmósfera a base de dióxido de carbono, hace que los rayos del sol sean reflejados de tal manera en su atmósfera, que hace que la veamos desde la Tierra o en vuelo, cambiando de color, desde blanco, azul a rojo, a diferencia de otros planetas o estrellas que los vemos solo de color blanco. Imagínense estar por el campo bajo una noche oscura y ven una cosa en el cielo que cambia de color y obviamente, como no tiene desplazamiento, descartan que sea un avión, bueno, de acuerdo a su imaginación y sus creencias, pueden pensar o que se les está apareciendo la Virgen o que van a tener un contacto del tercer tipo. Normalmente trato de buscarle la ciencia a todo lo que veo allá arriba, porque lo último en lo que voy a pensar es que es un ovni, pero hay cosas que se escapan al poco conocimiento que pueda tener y de eso voy a hablar ahora para dejarlo a su imaginación.

Casi al medio arriba, en grupo de 4, la Cruz del Sur.

Las fotos de arriba la tomé sobre espacio aéreo peruano, casi por iniciar el descenso hacia Lima, obviamente tuve que aperturar el objetivo para poder sacar una toma un poco más visible ya que en verdad, era una noche muy oscura donde solo se podía ver claramente las estrellas nada más, pero lo que me jaló la vista fue, el grupo de cuatro estrellas que están encerradas en el círculo superior, que forman la Cruz del Sur y que al hacerle zoom, me permitió ver las otras dos estrellas que están encerradas en el círculo de abajo.

La estrella inferior no estaba identificada en la APP Star Walk

Al hacer zoom para ver la Cruz del Sur, vi que la estrella que está más abajo en el círculo inferior, cambiaba de color y me dije, por fin lo logré, voy a demostrarle a Xerach como se ve Venus y como cambia de color. Para cerciorarme que estaba viendo Venus, abrí una aplicación que tengo llamada Star Walk y apunte el celular hacia esa zona, pero solo me indicaba que debajo de la Cruz del Sur solo había una estrella brillante, no dos, algo muy raro y tampoco me decía que era la Estación Espacial Internacional, el telescopio Hubble o algún otro satélite. Es ahí que con la cámara, hago un zoom en vídeo (la Nikon P900 2000mm, tiene un zoom óptico de 83x) y veo lo siguiente:

Verde
Blanco
Rojo

Obviamente, un video vale más que mil fotos, es por eso que para que lo puedan apreciar y disfrutar mejor, les doy el siguiente link en YouTube.

Como Xerach vive en España, a las 830 pm de Perú, a la hora que aterricé, en España serían las 230 am, entonces esperé al día siguiente para mandarle el video, le dije que lo viera y me dé su opinión. Bueno, me llamó de inmediato y me dijo que eso no era ninguna estrella y que en consulta con otro de sus expertos, era una forma de EBE.

Bueno, sea lo que sea, son cosas raras que uno ve y que a veces escapa a los conocimientos que uno pueda tener, la pregunta que me hago es, puede ser muy egoísta o descabellado pensar que estamos solos en el universo?

Hasta la próxima anécdota amigos!