EL REINO HACHEMITA DE JORDANIA (Parte 2)

Llegando a la ciudad de Petra, nos hospedamos en el hotel Petra Panorama Hotel, hotel construido en un acantilado. (ver video)

Continuando con la segunda parte de nuestro viaje a Jordania continuaremos con:

  • Petra
  • Pequeña Petra
  • Mar Muerto

PETRA

Petra fue la capital del antiguo reino nabateo y su nombre proviene del griego, que significa piedra, siendo perfectamente idóneo. No se trata de una ciudad construida con piedra sino, literalmente, excavada y esculpida en la piedra.

Fue fundada en la antigüedad hacia el final de siglo VIII aC por los edomitas (Los edomitas eran descendientes de Esaú, el primogénito de Isaac, el hermano gemelo de Jacob) y después fue ocupada en el siglo VI aC por los nabateos (Antiguo pueblo Ismaelita, descendientes de Ismael, hijo de Abraham), que la hicieron prosperar gracias a su situación en la ruta de las caravanas que llevaban el incienso, las especias y otros productos de lujo entre Egipto, Siria, Arabia y el sur del Mediterráneo.

Hacia el siglo VI dC, el cambio de las rutas comerciales y los terremotos sufridos, condujeron al abandono de la ciudad por sus habitantes, hasta que en 1812 el lugar fue redescubierto para el mundo occidental por el explorador suizo Jean Louis Burckhardt. En 1985 se inscribió en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco y desde el 2007 Petra forma parte de las nueve siete maravillas del mundo moderno.

Mapa del recorrido de Petra

Lo que vimos en nuestro recorrido por la zona arqueológica de Petra fue:

  • La Tumba de los Obeliscos
  • Los Bloques Djin
  • El Siq
  • El Tesoro
  • Calle de las Fachadas
  • El Teatro Nabateo de Petra
  • Las Tumbas Reales
  • El Gran Templo
  • La Calle Columnada
  • El Castillo de Al-Bint
  • El Monasterio

La Tumba de los Obeliscos es un importante monumento nabateo del siglo I y está compuesta por cuatro obeliscos piramidales correspondientes a las cuatro tumbas que alberga y tiene una figura tallada entre ellos en la fachada . (ver video)

Los Bloques Djin (acá veremos 3) son enormes bloques de piedra que se encuentran al lado del camino hacia el Siq y con un tamaño de hasta 8 metros de altura. Según los arqueólogos, su función era sacar los malos espíritus a los nabateos. (ver video)

EL SIQ

El Siq es la entrada principal a la antigua ciudad de Petra, el estrecho desfiladero que llega en algunos sitios a apenas 3 metros de ancho, serpentea a lo largo de 1,2 km para desembocar en las ruinas más elaboradas de Petra, El Tesoro (Al Khazneh). El Siq es una falla natural originada por fuerzas tectónicas. Sería más tarde cuando la cañón se erosionó por el agua y sus paredes llegan a tener una altura de entre 91 y 182 metros. (ver video)

La entrada aún tiene los restos de un arco monumental, de los cuales sólo los dos pilares y algunas piedras talladas del arco han sobrevivido debido a un terremoto en 1896.

El Siq fue utilizado como la gran entrada de caravana a Petra. A lo largo de las dos paredes del desfiladero se pueden encontrar una serie de “nichos” conmemorativos que contienen Betilos, que significa “morada de Dios”, lo que sugiere que El Siq era sagrado para el pueblo nabateo.

En 1998, un grupo de estatuas fueron descubiertos durante la excavación que se llevó a cabo para bajar el nivel del camino en más de 2 metros, aunque la parte superior está muy erosionado, todavía es posible reconocer las figuras de dos comerciantes.​

A lo largo de El Siq hay algunas cámaras subterráneas, cuya función aún no se ha aclarado. La posibilidad de que eran tumbas se ha descartado, pero a los arqueólogos les resulta difícil creer que eran viviendas. La teoría que cuenta con más consenso es que en ellas se alojaban los guardias que defendían la entrada principal de Petra.

EL TESORO

Beduinos del siglo XXI
Orificios de disparos realizados por los Beduinos.

El Tesoro de Petra es la primera construcción que encuentra el viajero cuando emerge del Siq, el desfiladero de 1,5 km que hay que recorrer para llegar a la ciudad escondida de petra. Tiene 40 metros de alto por 28 metros de ancho y fue construido probablemente en el siglo I aC por el rey nabateo Aretas III. Su diseño no tiene precedentes en Petra, de manera que debió ser excavado en la roca por constructores helenísticos del Cercano Oriente, mezclando su propio estilo con el nabateo. (ver video)

A pesar de su nombre, el Tesoro, no tiene ninguna relación con este nombre, ya que pudo ser un templo o una tumba real, sin embargo, el saqueo realizado por los beduinos durante los siglos precedentes a su descubrimiento, impiden saber a ciencia cierta su utilización. Los beduinos creen que los piratas habían escondido un importante tesoro faraónico en el tholos (construcción griega de forma circular), la cúpula en forma de urna gigante que hay en la glorieta central del segundo nivel y le dieron su nombre por eso. Los disparos realizados por los beduinos contra la urna pueden apreciarse a simple vista desde abajo. Otra historia cuenta que fueron los otomanos quienes dispararon contra la urna al creer que los beduinos habían escondido en ella el fruto de sus saqueos. (ver video)

La fachada tiene dos niveles, el inferior, de 12 metros de alto está decorado con seis columnas que soportan un frontón y a los lados, hay relieves escultóricos mal conservados que guardan la entrada, se cree que representan a castor y Pólux, hijos de Zeus. Tras la puerta, hay una sala vacía de unos doce metros cuadrados y una especie de hueco en el suelo para los rituales en honor de los dioses locales, Al Lat, Al Uzza y Dushara. En el segundo nivel hay representadas tres falsas glorietas con seis columnas frontales. Las glorietas laterales son cuadradas y tienen un techo en forma de frontón inclinado hacia los lados y la central es redonda, sobre ésta, se halla la urna y la figura de un águila que simboliza una deidad masculina nabatea. En las paredes sin excavar de las falsas glorietas hay relieves. En la central, enfrente, hay la figura de la diosa de la fertilidad de Petra, conocida como Al Uzza, asociada a Isis.

En el año 2003 se descubrió un piso inferior delante del Tesoro, a unos 6 metros de profundidad, que podría formar parte de la Petra sumergida por los sedimentos que aún hay que excavar. Contiene varias tumbas y no hay acceso.

CALLE DE LAS FACHADAS

Tumba 67

Después de admirar por largo tiempo El Tesoro, continuamos por una garganta llamada el Siq Exterior, donde se pueden apreciar bastantes tumbas excavadas en la roca. Las primeras tumbas son las denominadas 67, 68, 69 y 70 encontrándose al lado izquierdo del camino antes de llegar al teatro. Las tumbas con fachadas elaboradas corresponden a funcionarios o clases altas y las simples a clases bajas. (ver video)

EL TEATRO NABATEO DE PETRA

Así debió verse el teatro nabateo. Foto: https://sitioshistoricos.com/wp-content/uploads/2016/12/P1010122.jpg

Continuando con nuestro camino por Petra llegamos al Teatro Nabateo excavado en la roca. Siempre se ha creído que los teatros de este tipo son meramente romanos, pero en esta ocasión y gracias al arqueólogo norteamericano Philip Hammond se descubrió en 1962 que es netamente nabateo. Se sabe que fueron construidos entre el 4 aC y el 27dC, durante el reinado de Aretas IV. El teatro está compuesto por 45 filas horizontales y 7 escaleras.

LAS TUMBAS REALES

La Tumba de La Urna es la más grande de las tumbas reales. Esta construcción data del siglo I dC y se asienta sobre dos pisos porticados, se cree que sirvió como tumba del rey Malco II o del rey Aretas IV, Durante el siglo V dC este mausoleo fue convertido en iglesia dedicada a Cristo El salvador.

La Tumba Corintia tiene la fachada parecida a la del Tesoro, sin embargo, la erosion la ha desgastado bastante. Su nombre fue dado por el arqueólogo francés León de Laborde que asocio sus columnas al estilo corintio.

A la izquierda de la foto de aprecia, La Tumba del Palacio, tiene una altura de 46 metros y un ancho 49 metros. La parte de abajo se encuentra dividida por 4 puertas y 12 columnas y se cree que fue construida hacia el final del periodo nabateo bajo el reinado de Rabel II

EL GRAN TEMPLO

El Gran Templo es uno de los mayores componentes arquitectónicos de la Petra Metropolitana. Erigido a finales del primer siglo antes de Cristo, fue ampliado durante los primeros cien años de nuestra era. El recinto total tiene un área de 7500 metros cuadrados, se encuentra al sur de la Vía Colonada y comprende una escalinata monumental de entrada, un amplia plaza sagrada pavimentada con lajas hexagonales y enmarcada a ambos lados por una columnata triple, de la cual ascienden escalinatas a la plaza superior o al templo propiamente dicho que tenía 4 columnas de fachada.

LA CALLE COLUMNADA O VÍA COLONADA

En el corazón de la antigua ciudad se despliega una amplia Vía Colonada, fue construida a finales del primer siglo de nuestra era sobre el camino original, siguiendo la topografía este-oeste del Wadi Musa.

Los centros de poder y culto, así como los mercados y los barrios residenciales con aglomeraciones de viviendas simples de piedra y adobe solían desplegarse a las laderas de ambos lados de la Vía o arteria principal.

EL CASTILLO DE AL-BINT

Qasr al-Bint Far fue el templo más importante de Petra, su nombre “Castillo de la Hija del Faraón” proviene de una leyenda local beduina. Fue construido con probabilidad durante la segunda mitad del primer siglo antes de Cristo, durante el reinado de Obodas III y consagrado al Dios principal nabateo Dushara. (ver video)

EL MONASTERIO

El Monasterio o Al-Dayr es uno de los monumentos más grandes de la ciudad de Petra, mide 47 metros de ancho por 48 metros de alto. Fue construido con El Tesoro como modelo, pero en este caso, los bajo relieves fueron sustituidos por espacios para albergar esculturas. Tiene un pórtico columnado que se extiende por todo el frontal de la fachada. Como está al final de la ciudad de Petra, por las limitaciones de tiempo de los viajes organizados a Jordania, algunos  turistas se quedan sin la oportunidad de visitarlo, pero todo viajero que se precie y visite Petra tiene que  encontrar tiempo para subir a verlo.

El interior está ocupado por dos salas y un altar apoyado en la pared trasera. Data del siglo II aC, durante el reinado de rey Rabel II. En el periodo bizantino, el hall fue reutilizado como capilla cristiana y se excavaron cruces en la pared trasera, pasando a llamarse el “monasterio” Dayr in árabe.

PEQUEÑA PETRA

La Pequeña Petra, conocida también como Siq al-Barid (el cañón frío), se encuentra a 14 ​​kilómetros al norte de Petra y al igual que Petra, es un sitio nabateo, con edificios tallados en las paredes de cañones de arenisca. Como su nombre lo indica, es mucho más pequeña, ya que consta de tres áreas abiertas más anchas conectadas por un cañón de 450 metros. Forma parte del parque arqueológico de Petra, aunque se accede por separado. (ver video)

Si bien los propósitos de algunos edificios no están claros, los arqueólogos creen que todo el complejo era un suburbio de Petra, la capital de los nabateos, destinado a albergar comercios en la Ruta de la Seda. La pequeña Petra fue excavada a finales del siglo XX por Diana Kirkbride y Brian Byrd. (ver video)

En el 2010, se descubrió un comedor, en una de las cuevas donde se conservan pinturas de uvas, enredaderas y querubines en gran detalle con una paleta de color variada, probablemente en homenaje al dios griego Dionisio y al consumo de vino.

Los frescos están el el techo y son de estilo helenístico de 2,000 años de antigüedad

EL MAR MUERTO

El Mar Muerto es un lago endorreico, es decir, un lago que no evacua cantidades significativas de agua ni por desagüe superficial ni por infiltración, solo por evaporación, por eso es muy salado y está situado en una profunda depresión a 435 metros bajo el nivel del mar entre Israel, Palestina y Jordania. (ver video)

La orilla está compuesta por capas sólidas de sal

Tiene unos 80 kilómetros de largo y un ancho máximo de unos 16 kilómetros. Recibe agua del río Jordán, de otras fuentes menores y de la escasa precipitación que se produce sobre el lago y el nivel de sus aguas es el resultado del balance entre estos aportes y la evaporación. Una de las razones por las que el Mar Muerto es tan salado se debe a que no hay salidas. Los minerales que desembocan en él, se quedan allí para siempre. La mayoría de los cuerpos de agua dulce tienen puntos de salida, como los ríos y arroyos, lo que les permite disponer de los minerales disueltos que pueden fluir en ellos de otras fuentes, lo que no ocurre en el Mar Muerto.

El agua del Mar Muerto tiene una densidad de 1.24 kg / litro, lo que hace que la natación sea similar a la flotación. Las aguas de este lago son relativamente ricas en calcio, magnesio, potasio y bromo y relativamente pobres en sodio, sulfatos y carbonatos, una composición significativamente diferente a la del agua de mar.

Hasta el próximo viaje amigos!

Publicado por JOSE ANTONIO

Me gusta viajar y conocer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: