UN PUEBLO QUE NO CONOCE SU HISTORIA, ESTÁ CONDENADO A REPETIRLA

El Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social (LUM), del Ministerio de Cultura del Perú, es un museo pedagógico y cultural que alberga la historia de violencia ocurrida en el Perú entre los años 1980 y 2000. Está ubicado en el distrito de miraflores e inaugurado en el 2015 por el presidente Humala. Algo tuvo que hacer bien.

La época del terrorismo en el Perú, fue un periodo ocurrido entre 1980 y 2000 durante la escala armada de grupos subversivos establecidos en el centro y sur del país, que buscaba derrocar al entonces gobierno y establecer otro bajo la doctrina comunista. Esta época es considerada como la más brutal de la historia peruana, por el número de víctimas. Según la estimación de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, cerca de 69,300 personas habrían fallecido en el fuego cruzado entre los subversivos y las fuerzas del estado, siendo la mayoría de esas víctimas campesinos, personas humildes, mendigos, minorías étnicas, religiosas y sexuales. Tras la captura de los principales líderes terroristas, el accionar de los grupos subversivos se ha limitado al control de la zona del VRAEM, en alianza con el narcotráfico, originando escaramuzas y atentados contra las fuerzas armadas y la policía, así como intentos de ingresar a la política a través de organizaciones como el Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (MODAVEF).

El Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso (PCP-SL), o Sendero Luminoso (SL), es una organización terrorista y genocida de tendencia ideológica marxista, leninista y maoísta originada en el Perú. La meta de Sendero Luminoso era reemplazar las instituciones peruanas, que consideran burguesas, por un régimen revolucionario campesino comunista.

El grupo terrorista Sendero Luminoso, fue fundado a finales de la década de 1960 por el entonces profesor de filosofía Abimael Guzmán, cuyas enseñanzas crearon los fundamentos para la doctrina maoísta de sus militantes. Fue una organización que se separó del Partido Comunista del Perú – Bandera Roja.

Manuel Rubén Abimael Guzmán Reynoso, también conocido como “Presidente Gonzalo”, fue un profesor de filosofía que se convirtió en el fundador y máximo líder del movimiento Sendero Luminoso durante la época del conflicto armado interno en el Perú. Sendero Luminoso, estableció una base en la Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga, donde Abimael Guzmán enseñaba filosofía. Buscado por cargos de terrorismo, Guzmán fue finalmente capturado el 12 de septiembre de 1992 en Lima, en una residencia del distrito de Surquillo, gracias a un operativo ejecutado por el Grupo Especial de Inteligencia de la Dirección Nacional contra el Terrorismo.

Pero, cómo empezó el terrorismo en el Perú?

En 1980, el gobierno militar peruano, convocó a elecciones por primera vez luego de un periodo de once años. En este contexto, Sendero Luminoso era uno de los pocos grupos políticos de izquierda que no quisieron formar parte de ese proceso electoral y, en su lugar, optaron por iniciar una guerra de guerrillas maoísta en las zonas altas que rodean Ayacucho. El 17 de mayo de 1980, en la víspera de los comicios, quemaron ánforas electorales en el pueblo de Chuschi, iniciándose la era de terror en Perú.

Gradualmente, Sendero Luminoso realizó ataques más violentos a la Policía nacional del Perú y al gobierno en Lima, lo cual marcó una creciente crisis en el Perú. En 1982, el presidente Fernando Belaunde Terry, declaró el estado de emergencia y ordenó que las Fuerzas Armadas lucharan contra Sendero Luminoso. Los derechos constitucionales fueron suspendidos por 60 días en algunas provincias del Departamento de Ayacucho.

La reacción de Sendero Luminoso contra el estado peruano no disminuyó, sino que aumentó a su máxima expresión, por lo que el nivel de violencia en el campo, creció exponencialmente. Sendero Luminoso empezó a atacar por sorpresa y emboscando a unidades de la policía, militares y civiles a los que consideraba “enemigos de clase”, para lo cual utilizó, métodos sangrientos y en extremo brutales para asesinar a sus víctimas.

El PCP-SL consideraba a los campesinos, como la columna vertebral de su lucha armada, y estaban convencidos que “La Guerra Popular”, debía desarrollarse desde el campo hacia las ciudades y, con el consentimiento de una población tradicionalmente olvidada por los gobiernos de turno, lograron conquistar el campo ayacuchano en menos de dos años. A partir de 1982, sin embargo, se producen puntos de quiebre, donde los comuneros se rebelan contra el autoritarismo del PCP-SL y las Fuerzas Armadas aprovechan esto para agruparlos en Comités de Defensa Civil. De esta manera, a mediados de los años ochenta, cada vez más campesinos se ven involucrados en la guerra y el Estado peruano permite y promueve el uso de la violencia por parte de la población civil para enfrentar a los grupos subversivos.

El Decreto Legislativo N° 46, promulgado en marzo de 1981 durante el gobierno de Fernando Belaúnde, identifica y sanciona el “Delito de Terrorismo” por primera vez en la historia del Perú. De manera general reconoce otros tipos de delitos asociados al de terrorismo, como la pertenencia a una organización formalmente reconocida como subversiva o la incitación a la lucha armada. A partir de allí, las cárceles se empezaron a llenar de terroristas y se convirtieron en centros de entrenamiento militar e ideológico y desde donde se planificaban muchas veces los atentados terroristas.

María Elena Moyano Delgado fue una luchadora social, dirigente vecinal peruana, conocida popularmente como “Madre Coraje”. En momentos en que el país se encontraba atacado por el terrorismo, Moyano se alzó contra Sendero Luminoso, por lo que fue asesinada en Lima a sus 33 años de edad, por un comando de aniquilamiento del grupo terrorista.

El atentado de Tarata, también conocido como el atentado de Miraflores, o atentado de Lima, consistió en la explosión de “coches bomba” en la cuadra 2 de la calle Tarata, en pleno corazón de la Miraflores turista en la ciudad de Lima, el 16 de julio de 1992 por el grupo terrorista Sendero Luminoso. Dos vehículos, cada uno equipado con 250 kilogramos de explosivos, explotaron en la mencionada calle a las 9:15 p.m., matando a 25 personas e hiriendo a más de 200. La onda expansiva destruyó o dañó 183 casas, 400 negocios y 63 automóviles estacionados. El atentado fue el comienzo de una serie de ataques senderistas contra el Estado peruano de una semana de duración, que en total causaron 40 muertes y tuvieron en zozobra a la capital.

La operación Victoria, popularmente conocida como “La captura del siglo”, fue una operación de seguridad interna desarrollada el 12 de septiembre de 1992 y consistió en la captura del líder terrorista Abimael Guzmán y el consiguiente inicio del final de la época del terrorismo en el Perú. El ataque se llevó a cabo por los agentes del Grupo Especial de Inteligencia “Ardilla y Gaviota” en una casa de la Calle Varsovia 459 en el distrito de Surquillo en Lima, también capturaron a otros miembros de la organización Sendero Luminoso, responsable de asesinatos y masacres en masa.

El Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) empezó su propia guerra de guerrillas contra el Estado peruano en 1984. El grupo se había formado por remanentes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria en el Perú y se identificaba con los movimientos guerrilleros Castristas en Iberoamérica. El MRTA usaba técnicas que eran más tradicionales entre las organizaciones de izquierda de Iberoamérica que aquellas de Sendero Luminoso. Por ejemplo, el MRTA usaba uniformes, reivindicaban la lucha social y se quejaban de abusos contra los derechos humanos por parte del Estado, mientras que Sendero Luminoso no usaba uniformes, aborrecía la democracia y rechazaba la idea de los derechos humanos.

El MRTA fue liderado por su fundador Víctor Polay Campos hasta su recaptura y encarcelamiento en julio de 1992, secundado en la línea de mando por Peter Cárdenas Schulte, jefe de los llamados comandos especiales del MRTA. Tras la captura de Polay, asumió como líder el insurgente Néstor Cerpa Cartolini hasta su muerte en la Operación “Chavín de Huántar”.

El 17 de diciembre de 1996, un grupo armado de 14 miembros del MRTA, al mando de Néstor Cerpa Cartolini, tomó la residencia del embajador japonés en Lima y capturó a 800 rehenes de la vida política y económica peruana, siendo la última gran acción terrorista en la historia de Perú. El MRTA exigió, como condición para liberar a los rehenes, que el gobierno peruano, presidido en ese momento por Alberto Fujimori, liberara de las cárceles peruanas a 462 integrantes de ese grupo subversivo, exigencia rechazada por el gobierno. Ese mismo día, los insurgentes emerretistas liberaron a todas las mujeres y niños así como a aquellos hombres no considerados “objetivo” por el MRTA, como gesto humanitario, quedando un total de 72 rehenes en su poder.

El hecho tuvo como desenlace, el asalto de la embajada por fuerzas especiales del Ejército del Perú, en un operativo llamado por el ejército como “Operación Chavín de Huántar” el 22 de abril de 1997. Durante el operativo militar, murieron los 14 guerrilleros incluyendo a Cerpa Cartolini, un rehén y dos comandos, terminnado así la historia del MRTA.

La región del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), es la última región del país que estuvo relativamente controlada por el Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso (PCP-SL), que había declarado una “guerra revolucionaria” al Estado y a la sociedad peruana en mayo de 1980. El acceso a esa zona es difícil, la mayoría de la población es campesina y para empeorar las cosas, son zonas excluidas de los servicios del Estado peruano, aprovechando esto los grupos terroristas y traficantes de drogas, para posicionarse en la zona y ganar simpatizantes. Esos grupos subversivos son entrenados por las FARC colombianas, teniendo bastante armamento para combatir con las Fuerzas Armadas del Perú, eso significa que Sendero Luminoso ha logrado reagruparse y posicionarse en esa zona. Si el estado peruano, no toma verdaderamente cartas en el asunto, se repetirá la misma historia, es por eso que “UN PUEBLO QUE NO CONOCE SU HISTORIA, ESTÁ CONDENADO A REPETIRLA”.

Hasta el próximo blog amigos!

Publicado por JOSE ANTONIO

Me gusta viajar y conocer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: