EXCURSIÓN A VIÑALES, CUBA

Hola amigos, en esta oportunidad les hablaré de mi excursión al valle de Viñales.

El Valle de Viñales es una zona ubicada en la provincia de Pinar del Río, al oeste de Cuba. En esa zona, se puede apreciar la Sierra de los Órganos, y en la parte más occidental, la Cordillera de Guaniguanico. Este valle, ha sido declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

Esta excursión la hice con Bruno, un gran amigo y compañero de trabajo. La excursión la contratamos con Yasser Torres, (yassertorres@nauta.cu) un amigo cubano con el que ya había hecho un tour a Bahía de Cochinos y todo salió muy bien, nos cobraba 240 cuc por todo el tour incluyendo el almuerzo hasta para 4 personas, es decir 60 cuc por persona, pero como solo eramos dos, pues pagamos el doble. En la excursión visitamos:

  • El Mirador del Valle de Viñales
  • Plantación de tabaco – Manolo
  • El Mural de la Prehistoria.

La moneda oficial de Cuba es el peso cubano, pero se maneja una moneda paralela, el CUC que inicialmente fue concebida para los turistas y que no tiene absolutamente ningún valor fuera de la isla, pero ahora prácticamente, se maneja a la par del peso cubano, el tema es que, por cada dólar, te dan 0.87 cuc, entonces 120 cuc corresponden a USD$138 si lo cambian en cualquier casa de cambio o en los hoteles, pero para suerte de nosotros los turistas, recientemente los mismos taxistas, sobre todo los que te movilizan del aeropuerto a los hoteles, te cambian USD$ 1 por 1 CUC debido a que hay una fuerte demanda de dólares en la calle, es seguro y no hay CUC falsificados, entonces nos ahorramos algo.

Ruta de La Habana a Viñales

Nos recogieron del hotel Meliá Cohiba a las 8 am ya que el tour sería de 10 horas y el trayecto al mirador sería de 2 hr 30 min. Salimos de La Habana por la carretera Este-Oeste hacia el valle de Viñales. La carretera es buena en general, pero no se puede avanzar a más de 8o kilómetros por hora, ya que el ford de los años 50 no podía ir más rápido. A las 2 horas de camino, casi llegando al pueblo de Pinar del Río, agarramos la carretera 241 hacia el mirador del valle de Viñales.

MIRADOR DEL VALLE DE VIÑALES

Restaurante-mirador “Balcón del Valle”
Valle de Viñales

Después de 2 horas 30 minutos de carretera llegamos al restaurante-mirador “Balcón del Valle” que tiene una espléndida vista del valle. No hay costo de ingreso, solo se paga lo que quieras consumir en el restaurante.

Después de deleitar la vista en el mirador, pusimos rumbo a la plantación de tabaco Manolo, a ver cómo se produce el famoso puro cubano.

PLANTACIÓN DE TABACO MANOLO

LLegando a la plantación de tabaco Manolo
Cabaña de secado de las hojas de tabaco
Hojas de tabaco secándose al fondo

Después de unos cuantos minutos desde el mirador, llegamos a una plantación de tabaco llamada Manolo, el cual nos explicó, como es el proceso para hacer los famosos puros cubanos.

La plantación de tabaco queda dentro del parque nacional de Viñales que está protegida por la UNESCO y el proceso de la cosecha de la hoja de tabaco empieza todos los meses de noviembre, donde preparan el campo y para el mes de diciembre, se planta el tabaco. La planta de tabaco crece en tres meses, para el mes de febrero, la planta llega a tener 1.20 metros de alto. En la parte superior de la planta de tabaco se encuentra una flor donde se encuentra la semilla que servirá para la cosecha del siguiente año.

Manolo explicándonos como se hace un puro

La recolección de la hoja de tabaco tiene 3 etapas:

La Primera etapa, es cortar las hojas de la cima de la planta de tabaco, son hojas que por estar directamente expuestas al sol, tienen sabor fuerte. De esta parte de la planta, sacan las hojas para hacer los puros de marca Cohiba.

La Segunda etapa, es cortar las hojas que están a la mitad de la planta, tienen menos exposición al sol y su sabor es menos fuerte. De esta parte de la planta, sacan las hojas para hacer los puros de marca Montecristo.

La Tercera etapa, es cortar las hojas de la parte inferior de la planta, acá no ha llegado el sol y el sabor de esas hojas de tabaco es dulce y ligero. De esta parte de la planta, sacan las hojas para hacer los puros de marca Romeo y Julieta.

Después de la recolección, las hojas las llevan a unas cabañas para su secado, como lo han podido ver en las fotos de arriba. El secado tiene un proceso de 3 meses, después de los tres meses, es obligatorio darle el 90% de la producción a las fábricas de tabaco del gobierno, estos le ponen las etiquetas de Cohiba, Montecristo o Romeo y Julieta para su exportación. Que viva el Socialismo jajajaja.

DCIM\101GOPRO\G0622674.JPG
Degustación

Solo el 10% de la producción se destina al consumo nacional, pero nos comenta Manolo que no son tontos, seleccionan su mejor 10% por que no van a trabajar por un año para fumar un puro de baja calidad, me parece justo. (Ver video)

Una vez seca la hoja, no la pueden envolver para hacer puros por que se rompe, es ahí donde las hojas son llevadas a un proceso natural de fermentación que contiene, miel, vainilla, jugo de limón, ron y agua natural. Meten las hojas a ese cóctel herméticamente por 6 meses, para que las hojas absorban todo ese aroma y sabor.

Al cabo de 6 meses, las hojas están listas para convertirse en puros, pero antes de ser enrolladas, le quitan la “vena central” de la hoja, donde se concentra todo la nicotina, haciendo un puro 100% natural, libre de químicos, pesticidas, alquitrán y nicotina.

Puros de izquierda a derecha, Guantanamera, Romeo y Julieta y Montecristo

Obviamente, del 10% de la producción de Manolo, compramos un par de puros para degustar, pero no hay mejor cosa que llevarte para colección en tu bar, del 90% de la producción que el gobierno le quitó a Manolo y después te los vende mucho más caro, pero con etiqueta. En el aeropuerto de La Habana te venden los puros Montecristo a 10 cuc la unidad, los Romeo y Julieta a 5 cuc la unidad y como no encontré Cohiba, pues me llevé otro de marca Guantanamera a 2.5 cuc.

Después de una excelente explicación y degustación, continuamos nuestra excursión a la Cueva del Indio.

LA CUEVA DEL INDIO

Ingreso a la Cueva del Indio
DCIM\101GOPRO\G0692804.JPG
Salida de la Cueva del Indio en bote.

La Cueva del Indio, es una cueva kárstica, llamada así porque ha sufrido cambios físicos y químicos que han desgastado la roca convirtiéndola en cueva. El camino a través de la cueva está cubierto con una tenue iluminación eléctrica y se recorre una parte a pie y la otra parte se cambia a barcos a motor. La salida después de la excursión en barco está a aproximadamente a 150 m al noreste de la entrada. Solo un kilómetro de la cueva está abierta a los viajeros. El costo de la entrada cuesta 5 cuc si van por su cuenta.

DCIM\101GOPRO\G0642736.JPG
DCIM\101GOPRO\GOPR2741.JPG

Después de visitar la Cueva del Indio, nos fuimos a almorzar, almuerzo incluido en la excursión, y la verdad, fue un todo un banquete, yo me pedí unas “Masas de Cerdo” y Bruno se pidió una “Ropa Vieja” y estuvo delicioso.

Después de un almuerzo reparador nos fuimos cuesta arriba a visitar el Mural de la Prehistoria.

EL MURAL DE LA PREHISTORIA

El Mural de la Prehistoria, es uno de los principales atractivos turísticos del valle de Viñales. La majestuosa obra de 120 metros de altura, dibujada sobre rocas del período jurásico, asoma entre las montañas del Parque Nacional Viñales. Fue creada en 1959 por el pintor y científico Leovigildo González que creó un sistema de drenaje para evitar la acumulación de agua entre las piedras del conjunto artístico. El fresco representa el pasado biológico de la región, considerada una de las tierras más antiguas de Caribe. Junto a las figuras humanas, que evocan a los aborígenes de esta zona del archipiélago, destacan las de grandes mamíferos como el Megalocnus Rodens (oso gigante ya desaparecido) y los Amonites, moluscos de más de 70 millones de años de antigüedad. Muy cerca simulan emerger de las profundidades reptiles marinos mesozoicos, entre otras especies del reino animal que encontraron abrigo en esta demarcación en épocas inmemoriales.

No hay costo de ingreso, pero solo hay acceso hasta las 5 pm, a un lado del mural hay un restaurante si desean comer o tomar algo.

Después de haber deleitado la vista con los paisajes y haber sabido cómo se maneja la industria del puro en Cuba, emprendimos el viaje de retorno a La Habana, con la gratitud de haber conocido algo más de Cuba.

Hasta el próximo viaje amigos!

Publicado por JOSE ANTONIO

Me gusta viajar y conocer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: