LOS PETROGLIFOS DE COLPAPAMPA

DCIM\100GOPRO\GOPR8057.JPG

Hola amigos, en esta escapada les contaré sobre los petroglifos de Colcapampa. En esta nueva aventura me acompañó mi gran amigo Bruno Repetto, piloto y fotógrafo profesional.

A eso de las nueve de la mañana, estaba recogiendo de su casa a Bruno para emprender el viaje y de paso, nos escapabamos de Lima “La Gris”. A eso de las 1015 am, ya estábamos cruzando la variante del Pasamayo con muy baja visibilidad.

La variante de Pasamayo, es una área de 22 kilómetros que forma parte de la ruta nacional PE-1 entre las provincias de Lima y Huaral. Esta parte de la ruta siempre ha sido muy peligrosa debido a la densa niebla que hay casi todo el año y por los deslizamientos de arena.

Una vez que pasamos la ciudad de Huaral y nos adentramos valle arriba siguiendo el río Chancay, las condiciones climáticas mejoraron notablemente.

La zona que he resaltado en rojo corresponde al muro que se ve en la siguiente foto.

A la media hora de viaje, después de pasar la ciudad de Huaral y a la altura de un sitio arqueológico que no figura en el mapa y que el muro con su nombre estaba completamente tapado con carteles de propaganda, nos paró un retén policial, ya que solo está permitido movilizarse sin permiso dentro del Departamento de Lima, pero como a donde íbamos a ir estaba dentro del límite, nos dejaron pasar, todo esto debido al Covid-19.

Continuando por el valle del río Chancay y adentrándonos en la cordillera de Los Andes, nos encontramos con un tramo del famoso Camino Inca que les comenté en el blog anterior. (https://wordpress.com/block-editor/post/viajesyescapadas.blog/8469). Lo he marcado de color naranja para poder ubicarlo más fácilmente.

Haciendo un acercamiento de la toma, se puede apreciar el Camino Inca o Qhapaq Ñan, realizado con la técnica del Pircado. Una Pirca es un muro de piedra y este fue utilizado por los incas, para poder encaminar las calzadas que servían de comunicación a través de todo el imperio.

Los petroglifos de Colcapampa, están ubicados al nororiente de la ciudad de Lima, aproximadamente a 2 hr 45 min, sobre la margen izquierda del río Chancay, a un lado de la carretera Huaral – Acos, a una altitud de 1.245 msnm. La roca con los glifos están ubicados exactamente en las siguientes coordenadas S 11°18´58.9″ y W 76°52´05.7″ y a 75 metros ladera arriba de la carretera.

Google Maps se equivocó en la ubicación de los petroglifos, ocasionando que entremos en propiedad privada y fuéramos interceptados por el personal de seguridad de la parcela. Felizmente, después de conversar con los dueños, logramos encontrar la roca con los glifos fuera de la propiedad privada y lo ubicamos exactamente en el mapa con las siguientes coordenadas: 11⁰ 18′ 58.9″S 76⁰ 52′ 05.7″W. Dicho sea de paso, ya se mandó la información a Google Maps para que sea corregido.

Desde la carretera, es casi imposible ubicar la roca con los glifos, por eso es importante tener las coordenadas exactas para no perder tiempo en ubicarla y de paso, no invadir propiedad privada. Coordenadas: 11⁰ 18′ 58.9″S 76⁰ 52′ 05.7″W.

Haciendo un acercamiento a la toma, se puede apreciar mejor la roca y los glifos.

Valle del río Chancay

Como he mencionado anteriormente en los blogs sobre los petroglifos de:

Los petroglifos, son diseños simbólicos grabados en rocas, realizados desgastando su capa superficial y demuestra, que también el valle de Huaral habría estado habitado desde hace miles de años y que siglos después, en esa zona, se forjó una de las grandes culturas preincaicas llamada Chancay que prosperó entre el 1.200 y 1.470 dC.

Ubicación de los petroglifos en territorio peruano, el #20 corresponde a Colcapampa

Petroglifos hay por todo el territorio peruano y han sido ubicados cronológicamente entre el Horizonte Temprano (1500 – 500 aC) y el Horizonte Tardío (1440 – 1532 dC), creándose la hipótesis, de una cierta evolución cronológica y de una relación estrecha entre la mayoría de los grandes sitios conocidos. Numerosos rasgos comunes, dispersos sobre un vasto territorio y un largo espacio de tiempo, parecen manifestar la presencia de una tradición bien establecida, con ciertos propósitos fijos y funciones particulares.

Esta hipótesis, ha llevado a investigar las principales características de la ubicación de los petroglifos en el Perú y estas son:

  1. El 80% de los petroglifos catalogados están ubicados a piedemonte occidental.
  2. Estaban ubicados cerca a grandes cultivos de coca.
  3. Están ubicados cerca a un río, una quebrada de cauce o de una confluencia.
  4. Están ubicados cerca a caminos y antiguas vías de comunicación.
  5. Están ubicados en un límite ecológico o político.

Esta última afirmación se desarrolló en base a que los petroglifos de Checta por ejemplo, están ubicados en una zona llamada Chaupiyunga, una zona ecológica entre los 200 y los 1.300 msnm, propicia para la siembra de la planta de coca y ají, dos plantas muy importantes para el desarrollo económico y religioso de las naciones prehispánicas y que fue motivo de grandes batallas entre los asentamientos humanos de la sierra y la costa.

Un análisis detenido de las figuras grabadas y de su distribución, permitieron fijar cuatro grandes conjuntos que parecen mostrar una evolución cronológica y una distribución espacial particular.

El Grupo A, que agrupa a los petroglifos del norte del Perú y estarían ubicados cronológicamente en el Horizonte Temprano (1.500 – 500 aC). Los petroglifos de este grupo representan seres antropomorfos o zoomorfos.

El Grupo B, que agrupa a los petroglifos en sectores vecinos al Grupo A, llegando hasta la costa central del Perú. Los petroglifos de este grupo, son representaciones de hombres, caras humanas o felinas, aves, pequeños animales vistos de perfil, figuras serpentiformes, a menudo bicéfalas, dibujos complejos hechos por yuxtaposición de varias figuras unidas por simples trazos y figuras geométricas tales como círculos, círculos punteados, soles, rombos, líneas espirales o curvas y es aquí, donde se ubican los petroglifos de Colcapampa.

El Grupo C, se encuentra en el sur del país y a pesar de esta enorme cantidad de figuras, no existe en estos sitios la variedad de motivos que se puede apreciar más al Norte. Los petroglifos de este grupo representan motivos antropomorfos, felinos, aves rapaces, serpientes y camélidos frecuentemente repetidos. Las figuras humanas están a menudo juntas, en acciones y posturas bien representadas. También se han encontrado trazos rectilíneos o en zigzag, así como puntos que separan los petroglifos.

El Grupo D, corresponde a los petroglifos de la selva peruana y su peculiaridad es que, la distribución de las rocas están por lo general aisladas y/o dispersas sobre una vasta superficie y son mucho más difíciles de clasificar. A este grupo corresponden los petroglifos de Panguana, que detallo en el siguiente blog: https://wordpress.com/block-editor/post/viajesyescapadas.blog/7078.

Según los estudios realizados por el arqueólogo francés jean Guffroy, los glifos han sido clasificados como:

Figuras Antropomorfas, con forma de seres sobrenaturales y seres humanos.

Figuras Zoomorfas, como felinos, aves rapaces, serpientes, lagartos, sapos, cuadrupedos, peces, conchas, malaguas y arañas.

DCIM\100GOPRO\GOPR8084.JPG

Figuras geométricas y signos, como rayas, estrellas, círculos, círculos concéntricos, triángulos, cruces, espirales, cuadriláteros y rombos.

DCIM\100GOPRO\GOPR8083.JPG

Piedras Tacitas, como depresiones circulares grabadas.

Los petroglifos no son un lenguaje, ni tampoco un mensaje como lo son los jeroglíficos por ejemplo, los petroglifos son imágenes y símbolos que usaban los antiguos pobladores del planeta para comunicar o expresar algo, por eso, es tan difícil poder encontrarle una lógica y para forzar la búsqueda de esa lógica, normalmente los arqueólogos caen en las interpretaciones místicas o religiosas. Estoy convencido, que los petroglifos era una forma de decir al mundo algo verdaderamente importante y no solo desde el punto de vista místico, religioso, político o social, sino que querían comunicar grandes eventos que ocurrieron en el planeta y que tuvieron una gran repercusión en ese hombre antiguo, lo difícil es atar cabos y completar el rompecabezas. Para atar cabos y resolver el rompecabezas, los arqueólogos deben asesorarse por geólogos, paleontologos, historiadores, etc, para tener el panorama completo y no solo parcializarse con definiciones místicas o religiosas.

DCIM\100GOPRO\GOPR8091.JPG

Les comparto el video que he publicado en Youtube.

Hasta la próxima escapada amigos!

Publicado por JOSE ANTONIO

Me gusta viajar y conocer.

2 comentarios sobre “LOS PETROGLIFOS DE COLPAPAMPA

  1. Interesante relato y descripción de los llamados petroglifos. Cuanta historia que de verdad no se conoce y, ahora gracias a tu impecable labor junto a tu amigo Bruno con fotografías hace aún más interesante. Muchas gracias a los dos por su incansable trabajo y darnos a conocer historia de los incas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: