ESCAPADA A LA CORDILLERA LA VIUDA

Hola amigos, en esta oportunidad les comentaré de mi escapada a la cordillera La Viuda. En esta aventura, una vez más me acompañó Bruno Repetto y James Ysimura, conocedor de la zona.

La Cordillera La Viuda, es una cordillera en los Andes Centrales del Perú entre los departamentos de Lima y Junín. Mide aproximadamente unos 50 kilómetros de largo con nieve escasa y pocos picos cubiertos, situados principalmente en la provincia de Canta, a unos 155 kilómetros al noreste de la ciudad de Lima.

Como la escapada era un full day de aproximadamente once horas, teníamos que salir temprano de Lima, ya que teníamos varios sitios por visitar. Coordinamos encontrarnos en un punto cerca a la carretera Panamericana Norte para emprender el viaje, siempre con el cooler lleno de bebidas y viandas para del camino, ya que debido al Covid-19, no habrían restaurantes donde parar a comer. La carretera que nos llevaría hasta la cordillera La Viuda y a casi 5.000 metros de altura, sería la 20A que empezaba en una zona llamada Trapiche, a poco más de una hora de camino de nuestro punto de encuentro.

La carretera es muy buena en general hasta la altura de Huaros, a partir de ahí, tocaba trocha. De subida a la cordillera íbamos a pasar por un famoso pueblo llamado Quives.

https://es.wikipedia.org/wiki/Distrito_de_Santa_Rosa_de_Quives

El distrito de Santa Rosa de Quives, es un pueblo ubicado a 900 msnm y cuenta con poco más de 160 viviendas y queríamos hacer una pequeña parada en este lugar, porque allí vivió la santa limeña Santa Rosa de Lima. Lamentablemente las comunidades campesinas de esa zona cerraron el ingreso al poblado de toda persona ajena a él, para protegerse del Covid-19 y no nos quedó más remedio que continuar con nuestro camino.

El siguiente poblado por el cual pasamos fue Yaso, un poblado muy pobre, pero conocido por los numerosos balcones con los que cuentan sus viejas casonas.

DCIM\100GOPRO\GOPR8175.JPG

Pasando Yaso llegamos a la “ciudad” de Canta, donde nos encontramos con un retén policial, nos pusieron algunos “peros” pero al final, nos dejaron cruzar el pueblo, ya que se encontraba cerrado al turismo, al igual que Quives.

Canta, es la capital de la Provincia del mismo nombre, ubicada en el valle del río Chillón y a 2.837 msnm.

Continuando la ruta a la cordillera La Viuda, llegamos a un mirador de la “ciudad” de Canta cuyas coordenadas son: 11°28’19.5″S 76°37’06.6″W.

Aquí James aprovechó para hacer volar su Dron y hacer unas tomas aéreas.

Después de jugar un poco con el dron, continuamos valle arriba….

Pocos kilometros valle arriba, hicimos una pequeña parada técnica para comprar miel de abeja y algunas otras cosas más de la zona.

DCIM\100GOPRO\GOPR8406.JPG
DCIM\100GOPRO\GOPR8405.JPG

Dicho sea de paso, en aquel lugar, había una gran cantidad de restaurantes ofreciendo la rica sazón culinaria de la zona, pero por precaución, no nos metimos a ningún lado.

Continuando la ruta a la cordillera La Viuda, pasamos por un lugar llamado en Google Maps “Piscigranja de Huaros”. La piscigranja de Huaros ofrece diversos servicios, además de poder comprar truchas, o comerlas en su restaurante, también se puede visitar las pozas de crianza con su respectiva explicación, lamentablemente la pandemia ha restringido todo esto, solo pasamos de largo y tomamos unas fotos desde la carretera.

Llegamos a Cullhuay. La Comunidad Campesina de San Felipe de Cullhuay está ubicada a 125 km al noroeste de la ciudad de Lima. En la Comunidad de Cullhuay, específicamente en el Nevado de Chonta a 5.016 msnm nace el río Chillón, fuente de agua para la ciudad de Lima.

Lamentablemente tuvimos que rodearla ya que el ingreso de “turistas” estaba prohibido. Después de Cullhuay, llegaríamos a nuestro primer punto de visita, la cascada Pomora.

La Cascada de Pomora es un atractivo natural que está ubicada el kilómetro 137 de la carretera que lleva a Cerro de Pasco, en la  comunidad campesina de Cullhuay, distrito de Huaros, provincia de Canta y a 4.000 metros sobre el nivel del mar.

DCIM\100GOPRO\G0048264.JPG

Sus aguas cristalinas provienen de los deshielos del nevado Colac y desembocan en el río Chillón. Esta formación natural tiene una altura de 10 metros, desciende en ocho caídas, siendo solo cuatro visibles fácilmente desde la carretera.

En cuanto a la flora circundante, se puede observar la vegetación típica de la puna como el ichu, líquenes y musgos, asimismo, en los alrededores la presencia de llamas, alpacas y ovinos.

Unos minutos más arriba, llegamos a un punto donde se podía apreciar una panorámica espectacular. Las coordenadas son: 11°22’40.2″S 76°27’16.0″W.

Desde ese mirador, también se podía apreciar a lo lejos la cascada del velo del angel.

A un kilómetro del mirador hicimos una pequeña parada para observar esta cascada congelada.

Ya estábamos prácticamente en la falda de la cordillera La Viuda. La cordillera de los Andes Centrales abarcan 2.000 km2 y está formada por las Cordilleras de Huanzo, Torpo, Monte Meiggs, Vilcabamba, Marca Valle y La Cordillera la Viuda.

La Cordillera la Viuda tiene glaciares que no exceden los 5.500 msnm y ha sido visitada por expediciones Polacas, australianas, españolas y argentinas desde la década de los 60’s.

Pero de dónde viene el nombre Cordillera La Viuda?

Todo se remonta a los dioses Incas, la Pachamama, la diosa de la tierra, figura maternal, protectora, frágil y poderosa, protectora del planeta tierra y defensora de la naturaleza y todos sus seres vivos y de Pachacamac, el dios de los cielos, el creador. La figura de Pachamama es tan poderosa que los primeros cristianos la equiparan con la Virgen Maria. Ellos vivían el Hanan Pacha, el Olimpo de los dioses incas. La Pachamama era una diosa joven y bella y todos los dioses la querían desposar, Wakon, el dios del fuego lo intentó varias veces sin éxito y finalmente se casó con Pachacamac, el hermano de Wakon, esto causó grandes batallas entre ambos hasta que Pachacamac lo desterró a la tierra. Pachamama y Pachacamac fueron muy felices y tuvieron dos hijos, hombre y mujer a quienes pusieron por nombre los Willkas.

Para variar, Google Maps una vez más se equivoca en el nombre de las islas

Todo comenzó cuando Pachacamac muere y se convierte en las actuales islas de Pachacamac, que se encuentran al frente a Lurín, uno de los 43 distritos que conforman la Región de Lima, y es allí donde se construyó el santuario de Pachacamac, al sur de Lima, la capital del Perú. La Pachamama triste bajó a la tierra en compañía de sus dos hijos gemelos y caminaron sin rumbo por la cordillera de los Andes hasta que se encontraron con Wakon, que con ira de venganza mata a la Pachamama y se la come. Los Willkas logran escapar y se encuentran con una zorra quien los protege y tiende una trampa a Wakon diciéndole que suba a la cima de una montaña e imitando la voz de la Pachamama llame a los Willkas para que termine su venganza, es así que sube y casi llegando a la cima, resbala y cae en el actual lago Chuchun y a consecuencia de la caída “escupe” a la Pachamama, formando la cordillera que actualmente se llama La Viuda, en honor a Pachamama, la diosa viuda.

A pocos minutos de pasar la cascada congelada llegamos a la laguna Chuchun.

DCIM\100GOPRO\GOPR8333.JPG

Las aguas celestes de laguna Chuchun se deben al deshielo del nevado La Viuda. Esta laguna tiene aproximadamente dos kilómetros de perímetro y la temperatura de sus aguas es de cinco grados centígrados en promedio. Según los lugareños, Chuchun significa “Ojo de Mar”.

Pasando la laguna Chuchun, llegamos a la más famosa de las lagunas que hay en las faldas de la cordillera La Viuda, aunque su nombre es Calancayo, es más conocida con el nombre de laguna 7 colores.

En este lago ya nos encontrábamos a 4.800 msnm y la altura se siente, pero los lugareños que conocen del mal de altura, te ofrecen por la módica suma de 2 soles, una botellita de mate de coca bien caliente para luchar con los efectos de la falta de oxígeno en el cerebro.

El sobrenombre de 7 colores dado a esta laguna se debe, a que el color del lago varía entre turquesa, verde y azul.

Normalmente, esta laguna es el fin del recorrido turístico, pero como andábamos bien con el tiempo, decidimos subir un poco más a ver que nos encontrábamos.

DCIM\100GOPRO\GOPR8371.JPG

Y llegamos a la laguna Parionacocha y prácticamente a 4.900 msnm.

Como tenía un pequeño muelle, pues se me ocurrió meter la GoPro bajo el agua para conocer la flora y fauna del lago.

Ya estábamos en los pastizales arriba de la cordillera de los Andes donde las Llamas y Vicuñas pastan.

Avanzamos un poco más, pero la altura cada vez empezó a hacer más estragos en nuestros organismos y decidimos parar y regresar.

Un minuto más parados y nos desmayamos, la saturación de oxígeno se cayó a rangos peligrosos, por eso decidimos regresar y dejar las alturas de la cordillera de los Andes para otra nueva aventura.

A continuación les paso un pequeño video en YouTube de la aventura.

Hasta la próxima escapada amigos!


Publicado por JOSE ANTONIO

Me gusta viajar y conocer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: