EN LA BÚSQUEDA DE LOS PETROGLIFOS DE COCHINEROS

DCIM\100GOPRO\GOPR8671.JPG

Hola amigos, en esta escapada les contaré la aventura para localizar los petroglifos de Cochineros, sobre el valle del río Mala, al sureste de la ciudad de Lima.

Los petroglifos de Cochineros en realidad no figuran en el mapa y me enteré de ellos, gracias a cuatro publicaciones anteriores, cuando les conté sobre los petroglifos de Colcapampa, (https://wordpress.com/block-editor/post/viajesyescapadas.blog/8832) y para ir a conocerlos, pues tenía que indagar en internet ya que no sabía exactamente dónde estaban y tampoco hay mucha referencia al respecto.

Logré encontrar un estudio sobre los petroglifos del valle de Mala realizado por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Perú, en conjunto con la Universidad de Barcelona de España, pero mencionan la ubicación de Cochineros muy vagamente y las coordenadas de referencia que colocaban en el estudio eran cualquier cosa, simplemente, no podría llegar de esa forma.

Gracias a esta foto que publicaron, logré ubicar por Google Earth, esa casa con esa roca y quise empezar desde allí, ya que Cochineros como no figura en el mapa, pues no lo podía ubicar y la ubicación que le dieron tambien era muy vaga.

Entonces ubiqué las coordenadas de esa casa, le puse un nombre (Petroglifo de Retama) y me fui para allá, eran solo dos horas de camino. Curiosamente, ese petroglifo en particular, está dentro de una propiedad privada y al costado de una casa.

A 1 hora 40 minutos de mi casa en Lima, llego al pueblo de Calango y la carretera muy buena en general.

A 17 minutos de Calango llego al pueblo de La Capilla, dicho sea de paso, la “carretera” termina aquí y continúa camino afirmado, pero, por qué hago un paréntesis en este pueblo, porque los pobladores hicieron una gruta a la Virgen de la Candelaria, en conmemoración a la visita de la virgen a esa zona. Ahí va la historia…

DCIM\100GOPRO\GOPR8712.JPG

Cuentan las tradiciones “Maleñas”, (ciudad de Mala), que antes de la colonia, unos viajeros provenientes de la ciudad de Chilca, se dirigían a Calango, cuando en el sitio denominado “Parca”, el que iba adelante detuvo bruscamente su caballo ante un brillo inusitado y deslumbrante que se irradiaba desde el fondo de una cueva ubicada a la vera del camino y delante del brillo apareció una efigie de la Santísima Vírgen  de Nuestra Señora de la Candelaria, después de orar se llevaron la imagen a la antigua capilla de Calango y cada dos de febrero la sacan en procesión. 

A 15 minutos de camino desde La Capilla, llegaría al primer punto de referencia y como lo había visto en Google Earth, era la casa con la aparente roca al costado y esa roca, era el petroglifo pero de Retama.

Petroglifo de Retama

Como estaba dentro de una propiedad privada, le pedí permiso a la señora que encontré adentro, para que me permitiera verlo y de paso preguntar dónde quedaban los famosos petroglifos de Cochineros.

DCIM\100GOPRO\GOPR8642.JPG

Su explicación no fue muy precisa, pero en algo ayudó. Me dijo: “Ves aquella casa del lado izquierdo del río?, ya, eso es Cochineros, pero tienes que cruzar el río”. Eso de cruzar el río me dejó pensando y me pregunté: Habrá un puente que no he localizado en el mapa?, bueno, después de tomar unas fotos a “su” petroglifo, puse rumbo a esa famosa casa a la izquierda del río Mala.

DCIM\100GOPRO\GOPR8707.JPG

Logré dejar la camioneta a un lado del camino y empecé a caminar por la ribera del río buscando el puente, felizmente del otro lado del río, junto a una casa salió una señora que al verme, ya se imaginaba que estaba haciendo yo por allá y me grita desde el otro lado del río: “Tienes que cruzar por el puente, las piedras están por acá”.

DCIM\100GOPRO\GOPR8646.JPG

Seguí caminando por la ribera del río hasta por donde me indicó la señora y encontré el famoso puente, no era como lo había pensado, pero con un poco de equilibrio bastaría.

Ya del otro lado del río, tenía una buena vista del lugar donde había dejado la camioneta y solo me faltaba buscar los famosos petroglifos de Cochineros.

En la foto está Doña Maria, la dueña del terreno donde se encuentran las rocas con los glifos, la que me ubicó y me dijo por donde tenía que cruzar el río Mala.

En esta oportunidad, no los voy a aburrir describiendo las rocas, ya que sabemos que los grabados son de tipo zoomorfos, antropomorfos, etc. Solo pude ver 8 rocas aunque el estudio habla de 14 rocas grabadas, lo que sí les voy a decir es que están cerca a un yacimiento arqueológico Inca en el pueblo de Huancani, a un par de kilómetros valle arriba.

Roca #1
Roca #2
Roca #3
Roca #3
Roca #3
Roca #3
Roca #4
Roca #4
Roca #4
Roca #5
Roca #5
Roca #5
Roca #6
Roca #6
Roca #6
Roca #7
Roca #7
Roca #7
Roca #8
Roca #8

Los petroglifos del valle de Mala no se pueden explicar por sí mismos. Estos petroglifos forman parte de un paisaje social producido por diferentes personas que transcurrieron por este lugar y ocuparon los asentamientos cercanos temporal o permanentemente. Debido a que en la actualidad no existe un método de fechado absoluto para datar las inscripciones en las rocas, por el momento los métodos más aceptados para datarlas relativamente son su asociación directa con objetos arqueológicos cercanos. El estudio en mención concluye que, de acuerdo a los motivos y escenas representadas en las rocas, podrían ser del periodo Intermedio Tardío (1000 dC – 1450 dC) e Inca (1438 – 1533 dC), algo en lo cual no concuerdo en lo absoluto.

Si desean ver el video de la escapada pueden entrar a:

Hasta la próxima escapada amigos!

Publicado por JOSE ANTONIO

Me gusta viajar y conocer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: