LA FORTALEZA DE PARAMONGA

Foto 1

Hola amigos, en esta escapada al norte de Lima, les hablaré de la famosa Fortaleza de Paramonga y para tener un conocimiento mucho más específico de este lugar arqueológico, me apoyé en Rogelio Ibarra, guía y propietario de Norte Chico Tours. Al final del blog voy a poner toda la información de contacto.

Para llegar a la Fortaleza de Paramonga desde la ciudad de Lima, se tiene que tomar la carretera Panamericana Norte y después de poco más de cuatro horas se llega al lugar, que justo está al pie de la carretera, en el kilómetro 208 aproximadamente.

Paramonga, es uno de los cinco distritos (Barranca, Paramonga, Pativilca, Supe y Supe Puerto) de la Provincia de Barranca, que pertenece al Departamento de Lima.

El término “Paramonga”, proviene del idioma Mochica hablado por los pueblos de costa norte, entre ellos los Chimús y su significado es: “Vasallos de por aquí”, donde Para es “Vasallos” y Monga es “Por aquí”.

Foto 2

Los antiguos pobladores de la Provincia de Barranca, fueron grandes pescadores, horticultores, y a través de los años, fueron mejorando la agricultura, ganadería, alfarería, así como sus instrumentos de trabajo. Las ruinas de la ciudad Sagrada de Caral (https://wordpress.com/post/viajesyescapadas.blog/4) y el Áspero (https://wordpress.com/post/viajesyescapadas.blog/139) ubicados en los distritos de Supe y Supe Puerto son las principales fuentes históricas que sustentan estas afirmaciones.

En la época prehispánica, el territorio de la actual provincia de Barranca, de color rojo en el mapa, fue área de influencia de muchas culturas a lo largo de su historia, desde el periodo lítico por la cultura Caral (3000 – 1500 aC), la cultura Chavín (1200 – 400 aC), el imperio Wari (550 – 900 dC) hasta el reino Chimú (900 – 1470 dC), este último, se extendía desde la ciudad de Tumbes, en la costa norte de Perú, hasta lo que hoy es el distrito de Paramonga, quedando claro que la Fortaleza de Paramonga ha sido construcción Chimú.

Foto 3

El comercio en esta zona ha sido y es, una actividad muy importante que permite conectar el valle de Chancay con el norte, el sur costeño, así como con la sierra peruana. Actualmente, Barranca tiene productos de exportación como el algodón, espárragos, páprika y productos agroindustriales como la leche en sus diferentes presentaciones, fresa en conserva, etc.

Ilustración de la Fortaleza de Paramonga en el libro de Charles Wiener de 1880 Pérou et Bolivie. Récit de voyage.

Los primeros europeos que vieron la Fortaleza de Paramonga fueron los expedicionarios españoles que al mando de Hernando Pizarro, se dirigían de Cajamarca a Pachacamac, poco después de la captura del inca Atahualpa. La fortaleza debió causarles una gran impresión, ya que desde lo lejos, tenía el aspecto de un castillo medieval, tal como lo deja entrever el relato del cronista-soldado Miguel de Estete en 1533:

“Y otro día fue a dormir a un pueblo grande que se dice Parmunga, que está junto a la mar, tiene una casa fuerte, con cinco cercas o adarves ciegos, y pintada de muchas labores por de dentro y por de fuera, con sus portadas muy bien labradas, con dos tigres a la puerta principal”.

Nuestro amigo Estete describió en su relato tigres, cuando en realidad eran pumas, ya que el puma para los incas, era un ser divino que representaba la fuerza, la sabiduría y la inteligencia.

Foto 4

Hacia el año 1470, el imperio Inca había conquistado numerosos territorios en la sierra de lo que hoy es Perú y solo le faltaba la costa norte, la cual se encontraba bajo el poder de un poderoso monarca, al que los cuzqueños llamaban Chimu Cápac, quien era muy soberbio y orgulloso. Chimu Cápac no estaba dispuesto a ceder en lo más mínimo las pretensiones del Inca, es así que se inició una de las grandes rivalidades del mundo prehispánico, los monarcas más poderosos de la época, iniciaban una larga guerra de desgaste, del que sobreviviría el que tenía más firmeza y reservas.

Foto 5

El inca Pachacutec encarga a su hijo Tupac Inca Yupanqui, la conquista de aquel territorio rico y fértil que ansiaba. Es así, que Tupac Yupanqui prepara un ejército de 30 mil hombres para iniciar la anexión de este territorio al imperio inca. El primer encuentro fue en Paramonga, donde lucharon por muchos días. Aquí los Chimús lucharon encarnizadamente, sin tener la más mínima intención de ceder ante el poder Inca. Luego de medir fuerzas en los primeros enfrentamientos la victoria temporal sería para los Chimús. Ante su primera derrota, Tupac Yupanqui solicita refuerzos a Pachacutec, dando esto, un giro a la situación, obligando a los Chimús a retirarse hacia el norte. En honor a este gran triunfo Inca, Tupac Yupanqui mandó a modificar y ampliar el templo de Paramonga y desde ese momento, este gran monumento quedaría como recuerdo de la grandeza y victoria inca sobre Minchancaman, monarca Chimú.

Foto 6

Subiendo por la fortaleza, Rogelio me hace recordar las famosas “cinco cercas” que menciona Miguel de Estete, logrando ver a lo lejos restos de una de ellas e imaginando cuán grande pudo haber sido el complejo, mucho más grande de lo que solo se puede apreciar ahora a simple vista.

Foto 7 – DCIM\100MEDIA\DJI_0980.JPG

La Fortaleza de Paramonga, está construida sobre una colina en el valle del río Fortaleza, siendo el monumento más importante y mejor conservado de todo el complejo. La Fortaleza, es una pirámide escalonada construida íntegramente de adobe y formada por cuatro plataformas macizas con recintos en la parte alta, teniendo un único acceso en la esquina sur. Sus muros son rectos y en cada esquina tiene cuatro “bastiones” de forma pentagonal, por lo que se le atribuyó un carácter militar a esta estructura.

Foto 8

Visto desde el aire, la fortaleza se asemeja a una llama de forma estilizada, siendo el “bastión” norte, la cabeza del animal, los dos “bastiones” del oeste, las extremidades inferiores y el pequeño “bastión” al este, la cola. En la foto aérea, la llama la podemos ver de perfil.

En la foto 8, he enumerado las cuatro plataformas que forman la fortaleza.

Foto 9

Las hiladas de adobes siguen las irregularidades del terreno, nivelándose hasta llegar al final de la plataforma, en la foto 9, se puede apreciar muy bien lo mencionado.

Foto 10 – Muro que pertenece a la única entrada al sur de la fortaleza, se aprecia aún el color ocre que tenía
Foto 11 – Restos del color amarillo de la fortaleza

Según se puede apreciar en algunos sectores, el monumento estuvo pintado de color ocre y amarillo y según cuentan los cronistas, con murales representando iconográficas de aves y felinos.

Tomando como nivel cero el piso del valle, la Fortaleza de Paramonga tiene 30 metros de altura.

Foto 12

Entrando al complejo arqueológico, paramos frente a los restos del primer muro de los cinco que se menciona que tenía esta fortaleza y Rogelio me comenta como los Chimús, construyeron toda la fortaleza de adobe y lo más curioso, es que la arena para construir esos adobes no era de la zona, la traían de otros lugares, ya que la arena de la zona de Paramonga es salitrosa y no es muy buena para la construcción. Además, me comentaba que la arquitectura de construcción de los muros del complejo no es como el que conocemos actualmente, tiene forma de entretejido, haciendo que los muros tengan gran espesor y obviamente sean más resistentes.

Foto 13

Esta es la única entrada a la fortaleza, por el lado sur, apreciándose tenuemente el color ocre de las paredes.

Foto 14

Todo el acceso por el lado sur estaba compuesto por una gran escalera de adobe, ahora casi ya no se ve o por que ha sido derribada, o erosionada por el caminar de sus visitantes. Las escaleras de piedra que se aprecian en la foto son recientes, para que el turista pueda tener una acceso más fácil a la parte superior de la fortaleza.

El rectángulo que he pintado de color marrón, corresponde al acercamiento de la foto 11, donde se aprecia restos del color amarillo de la fortaleza.

Foto 15

Desde la tercera plataforma, se puede tener una buena vista de la “cola” de la llama, al lado Este de la fortaleza y que corresponde a la “Cocina y Almacén” de la fortaleza. El motivo por lo que se deduce que es la cocina, es por que se han encontrado restos de muros y plataformas quemadas, también se dice que era el área del almacén, ya que se ha encontrado solo en esa zona semillas y maíz.

Foto 16

En la plataforma superior, se encuentran la mayor parte de las construcciones y es la razón de ser del complejo. Se pueden apreciar cinco recintos.

Foto 17

El primer recinto es el más grande de todos, tiene dos accesos y es el primero que se ve al llegar a la cuarta plataforma, suponiendo que sea el área de descanso de la guardia de la fortaleza.

Foto 18 – DCIM\100MEDIA\DJI_0990.JPG

En la foto 18, se puede apreciar el primer recinto apenas se sube por las escaleras a la cuarta plataforma y solo tiene acceso hacia la izquierda de la plataforma.

Foto 19

El segundo recinto es más pequeño que el primero, solo tiene una entrada y salida y cuenta con hornacinas, suponiendo que sea el lugar de descanso del sacerdote.

En la foto 19, se puede apreciar un muro con una sola entrada que separa el primer y segundo recinto del tercer recinto, ya que en el tercer recinto vivía el Inca.

Foto 20

El tercer recinto corresponde a la habitación del Inca jefe de la fortaleza, es una habitación un poco más pequeña que la del sacerdote con una sola entrada y salida.

Foto 21 – DCIM\100GOPRO\GOPR9121.JPG

Este recinto si me sorprendió, ya que es la primera vez que puedo apreciar en una habitación, los restos de la base de una cama y especialmente la del Inca que estaba a cargo de esa fortaleza.

Foto 22

En la foto 22, se puede apreciar mejor la base de la cama de la habitación del Inca y no está ubicada como normalmente la tenemos actualmente, al centro de la pared con mesitas de noche a cada lado, la pegaban a un costado de la pared y es lo suficientemente grande como para que entre su pareja.

Foto 23

En la foto 23, se puede apreciar un área libre entre el recinto 2 del sacerdote y el recinto 3 del Inca, la misma arquitectura se ve entre el recinto 1 de los guardias y el recinto 2 del sacerdote, los Chimús o los Incas lo construyeron así, con la finalidad de atenuar los ruidos que habían en cada recinto.

Foto 24

En la foto 24, se aprecia un pasadizo que solo tenía acceso el Inca desde su habitación, a través de una puerta en el muro contiguo a su habitación.

También se puede apreciar en esta foto, lo que queda del piso de adobe que tenían las plataformas de la fortaleza, ahora solo se puede ver arena.

Foto 25

Ese pasadizo conduce, pasando una puerta netamente de construcción inca (foto 25), a un área totalmente cerrada y libre de ruidos, posiblemente un área, donde el Inca podía tener privacidad y hablar de asuntos importantes.

Foto 26 – DCIM\100MEDIA\DJI_0998.JPG

En la foto 26, se aprecian los recintos 4 y 5 que corresponden al templo del Sol y de la Luna respectivamente. Son dos cuartos gemelos, ubicados hacia el norte de la fortaleza, separados por un estrecho pasadizo sin salida de 40 centímetros de ancho. Sus dimensiones son de 5.30 metros de largo por 4.60 metros de ancho y 2.20 metros de alto.

Foto 27 – DCIM\100GOPRO\GOPR9132.JPG

El recinto 4, que corresponde al Templo del Sol, tiene tres nichos de iguales dimensiones, 0.50 metros de lado por 0.45 metros de profundidad y la puerta de acceso a este templo tiene 0.80 metros de ancho. Lo que me menciona Rogelio, es que en los rituales, el Inca en Jefe se ubicaba en el nicho del centro y en los nichos laterales dos sacerdotes o personas designadas por el inca.

Foto 28

Con una foto panorámica en la entrada al recinto 5, podemos ver como era por dentro el Templo de la Luna, se aprecia que es diferente al Templo del Sol y la diferencia es, que en vez de “nichos” en la pared, cuenta con cuatro hornacinas.

Foto 29

Ambos templos están separados por un pasadizo sin salida de 40 cm de ancho y me comenta Rogelio, que no tenía función de atenuación de ruido, como hemos visto anteriormente…

Foto 30

… si no que funcionaba como reloj solar, ya que a cada hora, la sombra que proyecta el sol se va moviendo entre los muros.

Foto 31

Después de visitar la cuarta plataforma, bajamos a la segunda, ya que Rogelio tenía una gran teoría para contarme, de lo que pudo haber significado las construcciones que están en el bastión que se encuentra al norte de la fortaleza y que corresponde a la cabeza de la llama.

Foto 32 – Vista de la cabeza de la llama desde la plataforma superior

Desde la “cabeza” de la llama, ubicada al norte de la fortaleza, se tiene una hermosa vista al cerro La Horca, cerro que se puede apreciar en la foto 32 y es aquí, donde recomiendo que si se hace el tour a la fortaleza de Paramonga, deben hacerla junto con el tour al cerro La Horca, ya que ambas historias se complementan.

Foto 33 – DCIM\100GOPRO\GOPR9148.JPG

En el bastión al norte de la fortaleza, que corresponde a la cabeza de la llama, se puede apreciar un recinto,

Foto 34 – DCIM\100MEDIA\DJI_0975.JPG

que si nos ubicamos dentro de él y miramos hacia afuera, a parte de tener una hermosa vista del océano Pacífico, también podemos ver a lo lejos el cerro La Horca.

Foto 35 – DCIM\101MEDIA\DJI_0005.JPG

El Cerro la Horca, es un macizo natural ubicado entre la desembocadura del río Fortaleza y el océano Pacífico, con estructuras de adobe en su parte superior y numerosas huacas o tumbas en la falda del cerro. El nombre se debe, a que en la cima ahorcaban a los “indios” que eran sentenciados a muerte.

Foto 36 – DCIM\101MEDIA\DJI_0013.JPG

La teoría es la siguiente, desde el “juzgado”, ubicado en el recinto norte de la fortaleza, que corresponde a la cabeza de la llama, sentenciaban a muerte a sus enemigos u otras personas que hayan cometido algún delito o hayan desobedecido el código moral inca el cual se basaba en tres principios:

  1. Ama Sua – No seas ladrón (a)
  2. Ama Llulla – No seas mentiroso (a)
  3. Ama Quella – No estés inactivo (a)

Todo encaja y la teoría de Rogelio es válida, ya que en las tumbas ubicadas al pie del cerro, se han encontrado restos humanos despojados de toda vestimenta y objetos de valor, solo restos humanos con tejidos funerarios, como si hubieran sido ejecutados en la cima del cerro, probablemente ahorcados en la pared de adobe que hay en su parte superior y después arrojados desde lo alto y enterrados al pie de la montana.

Este tour me ha parecido fascinante y emocionante, muchas gracias Rogelio por la experiencia en los tours a la Fortaleza de Paramonga y cerro La Horca, será hasta una próxima oportunidad, ya que la provincia de Barranca tiene mucho por ofrecer.

Rogelio Ibarra es guía y propietario de Norte chico tours (https://www.nortechicotours.com/) tiene interesantes tours y paquetes en la provincia de Barranca al norte de la ciudad de Lima y pueden contactarlo al +51 987 809 453 para que puedan coordinar el paquete o el tour a su medida.

A continuación, un video de la experiencia.

Publicado por JOSE ANTONIO

Me gusta viajar y conocer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: