OPERACIÓN CHAVÍN DE HUANTAR

Hola amigos, hoy 17 de diciembre de 2020, se cumplen 24 años de la toma de la embajada de Japón en Lima por el grupo terrorista MRTA y quise hacer este blog, en conmemoración a los valerosos miembros de las Fuerzas Armadas de Perú, que participaron y dieron su vida en esta increíble operación militar que dicho sea de paso, ha sido una de las más exitosas a nivel mundial.

El Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), fue una organización terrorista peruana de corte comunista y guevarista de extrema izquierda fundada en 1982.​ Inició su accionar terrorista en julio de 1984, asesinando a policías y militares, extorsionando y asaltando para obtener recursos y solventar sus crímenes y acciones terroristas. El MRTA junto al grupo terrorista Sendero Luminoso, fueron parte de la época del terrorismo en el Perú que abarcó desde 1980 hasta el año 2000, siendo el MRTA responsable del 1,5 % de las víctimas mortales de la lucha contra el terrorismo.

El MRTA, fue liderado por su fundador Víctor Polay Campos, hasta su recaptura y encarcelamiento en julio de 1992, secundado en la línea de mando por Peter Cárdenas Schulte, jefe de los llamados comandos especiales del MRTA. Tras la captura de Víctor Polay, asumió como líder, el terrorista Néstor Fortunato Cerpa Cartolini alias “Evaristo” hasta su muerte en la Operación Chavín de Huantar el 22 de abril de 1997.

La Operación Chavín de Huántar, fue una operación militar del gobierno del Perú llevada a cabo el 22 de abril de 1997, por el Comando Chavín de Huantar para rescatar a los 72 rehenes cautivos del grupo terrorista MRTA durante la crisis de la residencia del embajador del Japón en el Perú. 

La Compañía Especial Contraterrorista “Chavín de Huántar” N° 61, popularmente denominada Comando Chavín de Huántar, es la unidad de élite de las Fuerzas Especiales del Perú, conformada por miembros del Ejército y la Marina de Guerra del Perú que fue creada en enero de 1997 para rescatar a los 72 rehenes capturados por las huestes terroristas del MRTA durante la acción militar denominada Operación Chavín de Huantar el 22 de abril de 1997.

DCIM\100GOPRO\GOPR9059.JPG

La toma de la residencia del embajador japonés en Lima, fue un secuestro masivo que comenzó el 17 de diciembre de 1996 en el distrito de San Isidro en Lima, cuando 14 miembros de la organización terrorista peruana MRTA, tomaron como rehenes a cientos de invitados, entre diplomáticos, oficiales del gobierno, militares de alto rango y empresarios que asistían al 63º aniversario del nacimiento del Emperador de Japón Akihito, organizada en la residencia oficial del embajador de Japón en el Perú, Morihisa Aoki.

A las 8:19 de la noche del 17 de diciembre de 1996, los 14 terroristas descendieron de una ambulancia estacionada frente a un inmueble colindante con la residencia del embajador, iban armados con fusiles, ametralladoras, lanzacohetes RPG, pistolas, revólveres, granadas de mano, explosivos y máscaras antigás, dinamitaron la pared limítrofe avanzando al terreno de la residencia. Cuando se escuchó la explosión, los asistentes que se encontraban en los jardines entraron en pánico y se refugiaron dentro de la residencia, los terroristas ingresaron armados y les comunicaron que eran rehenes del MRTA.

Los terroristas, fueron liberando rehenes (mujeres, ancianos y empleados del evento) a petición del Comité Internacional de la Cruz Roja, que no tenían “peso político”. Dentro del grupo de rehenes liberado por su condición de mujeres y/o ancianos, liberaron sin saberlo, a la madre del presidente en ese entonces Alberto Fujimori, siendo un error táctico del grupo terrorista.

La situación era complicada para el gobierno, presionado desde diversos frentes para resolver el problema rápidamente y al menor costo. Los emerretistas tampoco estaban en buena situación, ya que estaban apremiados por la angustia de su propio enclaustramiento sin opción de salida espontánea, salvo la rendición. La mayoría de los terroristas eran jóvenes, pero estaban dispuestos a morir cumpliendo la misión que el alto mando terrorista les había encomendado.

En este tipo de escenario, la más mínima falla dejaría muy mal parado al gobierno de Alberto Fujimori, ya que todas las acciones estaban en la mira de la prensa nacional y extranjera apostada en los techos y calles aledañas.

Las negociaciones eran muy difíciles, ya que el MRTA exigía la liberación de líderes y miembros de su organización encarcelados, que en total eran 465 emerretistas. También quisieron meterse en la política económica del gobierno, exigiendo un cambio radical en ella, así como un pago de “impuesto de guerra”.

Según me comentó la suboficial del ejército peruano que me estaba guiando por el museo, los rehenes estaban clasificados en 8 habitaciones, desde la letra A hasta la letra H. Por ejemplo, en la habitación “B”, se encontraban 11 personas, 1 General de la Fuerza Aérea del Perú, 3 Generales de la Policía, 4 Coroneles de la Policía, 2 Comandantes de la Marina y un Ex Ministro de Educación.

Los preparativos del rescate se hicieron en una maqueta de madera y luego en la réplica de la residencia erigida en la Base Militar ubicada en la Avenida Las Palmas, en el distrito de Chorrillos, donde actualmente se ubica el museo Héroes de Chavín de Huantar.

Chavín de Huantar, es un templo donde se han identificado hasta 35 túneles o pasadizos bajo tierra que se comunican entre sí, construidos entre el 1200 aC y el 200 aC, en la falda de la cordillera de los Andes en la región de Áncash y de allí viene el nombre de la operación, ya que para llegar a la misma embajada, lo harían a través de túneles.

https://exitosanoticias.pe/v1/hicimos-el-tunel-a-mano-relatan-los-mineros-de-chavin-de-huantar/

Para eso, en enero de 1997, un grupo de 24 mineros del centro del país, iniciaron una misión importante en Lima, construir los túneles para la operación Chavín de Huantar. Para que eso suceda, los obreros trabajaban las 24 horas al día, repartiéndose en tres turnos, para poder avanzar, metro a metro y construir los túneles por donde ingresarían los comandos de las Fuerzas Armadas para rescatar a los 72 rehenes que la organización terrorista MRTA tenía cautivos. A continuación, un resumen de las experiencias vividas por Nemesio Aliaga, uno de los 24 mineros.

“Nosotros sacrificamos nuestras vidas. Escuchábamos a los terroristas que jugaban a la pelota, cantaban su himno y hasta lo que ellos estornudaban. Trabajamos con temor, pero igual teníamos que cumplir el encargo”

“Si utilizábamos el pico o la lampa, íbamos a ser descubiertos”

“Recogíamos el arenal, lo hacíamos con la mano. Todo se trabajaba con delicadeza y en silencio”

El viernes 7 de marzo de 1997, el diario La República, puso en su portada la exclusiva sobre el túnel que estaba construyendo el Ejército para el rescate de los rehenes de la residencia del embajador de Japón. Esta portada de hace 20 años sigue siendo utilizada como prueba de la metida de pata por parte del diario que puso en sobreaviso a los terroristas de la existencia del túnel, poniendo en peligro la operación y la vida de los rehenes.

El plan operativo militar tenía como fin, capturar o eliminar a los terroristas del MRTA y rescatar a los rehenes, a fin de establecer el estado de derecho y contribuir a la consolidación de la pacificación nacional. El rescate debía cumplirse con precisión y con un mínimo impacto letal. El Plan de Operaciones había sido redactado en enero de 1997, se llamó “Nipón 96”, conocido más adelante como “Chavín de Huantar”. La captura, era un primer objetivo y explícito en el plan de rescate, mientras que la eliminación era una alternativa razonable en un escenario de combate.

La cadena de mando estaba creada, se formaron grupos de rescate y subdivisiones con funciones específicas. La “Patrulla Tenaz” se dividió en dos grupos, subdivididos a su vez en cuatro. A uno de ellos se le asignó la misión de dominar el primer piso de la residencia y de rescatar a los rehenes que permanecieran en esa planta, a otro grupo, se le asignó la dominación del segundo piso de la residencia y el rescate de los rehenes que permanecieran en ese espacio y así, cada grupo tenía una función específica en la operación.

La Unidad “Patrulla Tenaz” estuvo integrada por ciento cuarenta y dos comandos. La responsabilidad estaba determinada desde el inicio, ejecutar la táctica del dominio del inmueble, con el objeto de rescatar a los rehenes. Eran tres las fases previstas para la acción, una primera de “aproximación”, una segunda de “acción en el objetivo” y una final de “incursión”. Mientras el MRTA no parecía sustentar planes alternos de salida, el Estado peruano iniciaba la implementación de un plan claramente organizado. Todo parecía avanzar hacia un único punto.

El gobierno no actuó a ciegas, había sembrado micrófonos en un sin fin de objetos que enviaban a la residencia, entre ellos una biblia y una guitarra, que se les fue enviados al vicealmirante Luis Giampietri, para que informara a las fuerzas armadas sobre los movimientos de los emerretistas, esto, les permitió conocer los movimientos dentro de la vivienda. El momento preciso se eligió en función de esa información vital.

Dos rehenes, a través de los micrófonos infiltrados enviaron los mensajes que dieron luz verde para que se diera inicio al rescate y era el preciso momento, cuando la mayoría de los emerretistas se encontraban jugando fulbito en el primer piso, un emerretista vigilaba la puerta principal y en el segundo piso, se encontraba apenas un terrorista vigilándolos.

A las 15:23 horas del 22 de abril de 1997, después de 126 días de cautiverio, el Presidente Alberto Fujimori ordenó dar inicio a la operación de rescate “Chavín de Huantar”, seguidamente, una fuerte explosión confirma el inicio de la misma.

Tras varias explosiones subterráneas, ochenta comandos ingresaron a la residencia por los accesos previstos y los terroristas trataron de repeler el ataque con sus armas de fuego. En el fragor del combate, los comandos hicieron ingresar a los rehenes de dos en dos, a recintos cerrados para protegerlos de las balas. Para el control de cada uno de los ambientes y de la totalidad de la residencia se utilizó el llamado “tiro instintivo selectivo”, solamente hacer disparos letales para no exponer la vida de los rehenes.

Finalmente, gracias a la precisión del plan y de la acción efectiva de los comandos, los rehenes pudieron escapar por la terraza donde se encontraban un grupo de comandos encargados de asegurar la segunda planta. Según comentó el ex congresista y rehén Luis Chang, nunca perdieron la determinación, pues sabían que era su oportunidad de escapar. “Cuando se abrió la puerta, dijimos que esa era la hora y fue allí cuando vimos entrar a un comando que nos liberó”.

Por el lado de los rehenes, solo hubo una muerte que lamentar, la del magistrado Carlos Ernesto Giusti Acuña.

Por el lado de los rescatistas, perdieron la vida los comandos, Teniente Coronel EP Juan Alfonso Valer Sandoval y el Teniente EP Raúl Gustavo Jiménez Chávez.

Los catorce miembros del MRTA fallecieron en la operación. La operación duró 16 minutos, debido a que los comandos entrenaron durante meses conociendo cada detalle de la residencia en una réplica que se construyó en los cuarteles del ejército en Chorrillos y que actualmente funciona como el museo Héroes de Chavín de Huantar.

El 22 de abril de 2017, veinte años después de la exitosa operación y pese a que los comandos sufrieron procesos judiciales y cuestionamientos sobres sus acciones, el Congreso del Perú decreta la Ley 30554 declarando HÉROES DE LA DEMOCRACIA a los Comandos Chavín de Huantar, no solo por su valentía para salvar a los rehenes, sino por marcar el fin de uno de los grupos terroristas que tanto daño hizo al Perú.

Muchas gracias Fuerzas Armadas del Perú por pacificar al Perú y mantenerlo libre.

El siguiente video, “Rehenes del Terror”, es un resumen de 38 minutos sobre la operación Chavín de Huantar preparado por la cadena de televisión estadounidense en español Univisión, a los veinte años de la exitosa operación militar.

El siguiente video, es el que yo he realizado en base a mi visita al museo Héroes Chavín de Huantar.

Publicado por JOSE ANTONIO

Me gusta viajar y conocer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: